lunes. 11.12.2017 |
El tiempo

El Centro de Acogida Madre Bonifacia ha prestado servicio a más de 400 personas en lo que va de año

El Centro de Acogida Madre Bonifacia ha prestado servicio a más de 400 personas en lo que va de año

Con motivo de la campaña de las Personas sin Hogar, Cáritas Diocesana de Zamora presentaba este martes los materiales de esta nueva edición que se conmemora bajo el lema "Somos personas, tenemos derechos. Nadie sin hogar".

Durante el año 2017, el Centro de Acogida Madre Bonifacia, dependiente de Cáritas Diocesana de Zamora, ha dado servicio a más de 400 personas, principalmente hombres. Según explicaba la directora del centro, María León, se ha reducido de manera importante el número de inmigrantes, que han decidido volver a sus países de origen.

El mayor porcentaje de estas personas son mayores de 50 años o incluso jóvenes expulsados de sus casas judicialmente. La propia directora del centro reconocía que el setenta por ciento de las personas que permanecen por un tiempo prolongado en la Casa Bonifacia acaban consiguiendo salir para vivir de manera autónoma o casi autónoma. Actualmente son 17 personas las que están en este centro de acogida de manera permanente y 9 transeúntes, que suelen varias de semana en semana,

Como novedad este año, Cáritas Diocesana de Zamora ha implementado un nuevo programa de educación de calle. Este programa consiste en que un educador recorre la calle y se pone en contacto con todas las personas que hacen “vida de calle” o ejercen la mendicidad. En total, este educador ha logrado contactar con setenta personas, de las que 32 han accedido acudir al centro a recibir ayuda, mientras que otras 10 solo han aceptado el servicio de aseo y el comedor. El resto rechaza la ayuda por diferentes motivos. De esas 70 personas contactadas, 16 son de Zamora “principalmente del medio rural que han venido a la capital”, exponía María León.

Por su parte, el delegado de Cáritas Diocesana, Antonio-Jesús Martín de Lera, explicaba que “en Zamora hay numerosas personas y familias que habitan en viviendas en muy mal estado o carecen de mínimas condiciones de habitabilidad”. Además, recordaba que “dada la situación actual, hay muchas personas que están literalmente en la calle, diversas circunstancias han derivado en una situación de exclusión absoluta por la falta de un domicilio. Carecen de derecho a los recursos sociales básicos, y si podemos darle visibilidad con este tipo de acciones, hay que hacerlo”.

En este sentido, con motivo de este Día de las Personas Sin Hogar, Cáritas Diocesana de Zamora ha organizado dos actos abiertos a toda la sociedad, a través de su Casa de Acogida “Madre Bonifacia”. El primero tendrá lugar el jueves 23 de noviembre a las 12.00 horas en la Plaza de Castilla y León de la capital, y consistirá en un acto público de concienciación social con la lectura de un manifiesto.

Además, el domingo se celebrará la eucaristía con esta intención a las 12,30 horas en la iglesia parroquial de San Juan de Puertanueva. Las personas que acuden y que trabajan en el Centro de Acogida se unirán a los feligreses para celebrar la Misa dominical pidiendo a Dios su ayuda en este ámbito del derecho a la vivienda digna para todos.

Comentarios