lunes. 11.12.2017 |
El tiempo

¿Coche híbrido o eléctrico?: Ventajas y desventajas

¿Coche híbrido o eléctrico?: Ventajas y desventajas

El bajo consumo de combustible en comparación con los vehículos de motor tradicional y la posibilidad de circular por ciudades con acceso restringido, como Madrid son algunas de las ventajas tanto de los coches híbridos como eléctricos, según la OCU.

En 2017 las ventas de coches híbridos y eléctricos se han disparado. Sólo en Castilla y León, en los diez primeros meses de año han crecido en un 88,4% y un 250% respectivamente, según la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto). Pero, ¿qué ventajas e inconvenientes presentan este tipo de vehículos con respecto a los de motor tradicional? La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) valora los pros y los contras en función del coste de los vehículos, su autonomía, el gasto de combustible y el uso que se le quiera dar.

De este modo, las principales ventajas de los coches híbridos no enchufables, según la OCU son que cuentan con la categoría ‘Eco’ de la Dirección General de Tráfico (DGT) que permite circular por el centro de algunas ciudades con restricciones de acceso por la contaminación, como el caso de Madrid, y suponen un menor consumo de combustible que el equivalente en motor tradicional, sobre todo en ciudad. Los inconvenientes de este tipo de vehículo son que tienen un precio más elevado que el equivalente de gasolina y que “cuando se circula en carretera la reducción de consumo es muy pequeña respecto al de un motor tradicional.

En cuanto a los vehículos híbridos enchufables, la OCU considera que sus principales ventajas son que, si su autonomía eléctrica es superior a 40 kilómetros, estos coches cuentan con la categoría ‘Cero emisiones’ de la DGT que posibilita el acceso al centro de algunas ciudades con restricciones por contaminación y aparcar gratis en ellas y que “si se usa en modo eléctrico, el gasto en combustible es muy bajo”. Las desventajas tienen que ver con el precio de adquisición, ya que es “bastante más elevado que el de motor tradicional equivalente”. Además, para poder aprovecharse de las ventajas de circular en modo eléctrico se necesita un punto de recarga.

Por su parte, los coches eléctricos son también vehículos ‘Cero emisiones’ según la DGT, con las ventajas de poder acceder y aparcar gratis en el centro de algunas ciudades con restricciones. Además, tal y como apunta la OCU, no contaminan mientras se usan. Los principales problemas que presentan estos coches son su elevado precio, la necesidad de un punto de recarga y la baja autonomía que tienen.

La Organización de Consumidores y Usuarios destaca que “la compra de un coche supone un importante desembolso” y por eso recomienda que “antes de decidirse por uno u otro modelo, piense en el uso que le va a dar: ciudad, carretera, si necesita mucha autonomía, etc. y, en base a esto, decida”.

En este sentido, La OCU aconseja tener en cuenta los planes de ayuda que el Gobierno suele para la compra de coches ecológicos. “En el caso de los eléctricos, la ayuda suele superar los 5.000 euros, por lo que trate de aprovecharse de alguna de estas medidas”, apuntan.

Comentarios