jueves. 14.12.2017 |
El tiempo

Fútbol | Tercera

Entrenador nuevo, victoria segura

Entrenador nuevo, victoria segura

Un doblete de Rafa Silveira y un tanto de Aires le daban el triunfo al Zamora por 3-0 en el duelo de este domingo ante el Bupolsa que significaba el estreno de Carlos Tornadijo en el banquillo del primer equipo rojiblanco con victoria. Con estos tres puntos, los zamoranos alcanzan la novena posición de la tabla a siete puntos de la fase de ascenso, que sigue marcando el Real Ávila.

En cuatro sesiones de trabajo no se puede cambiar a un equipo, por eso Carlos Tornadijo fijó en su estreno tres claves: un equipo junto, solidario en el esfuerzo y tratando de generar peligro a balón parado. Y salió todo según el guion previsto por el nuevo entrenador del Zamora, que vio como las tres dianas convertidas por su equipo llegaron en jugadas de estrategia.

Las dos de la primera parte fueron calcadas. Centro desde la esquina de Levas desde el flanco derecho del ataque rojiblanco y sendos remates al primer palo de Aires y Silveira para llevar el choque al descanso con 2-0 (minutos 19 y 29). En la segunda mitad, mismos protagonistas. Falta frontal que lanza Levas y remate inapelable de Silveira en el corazón del área (minuto 60).

“El sábado habíamos ensayado tres jugadas de estrategia y han salido las tres”, reconocía Tornadijo, que igualmente confesaba que ante el escaso margen de tiempo para preparar el duelo el equipo optó por una versión más defensiva, jugando muy unido, sin apenas dejar espacios por dentro, concediendo escasas ocasiones a los rivales y obligando a todos los jugadores a realizar un esfuerzo en la presión y la recuperación del esférico.

Eso sí, volvió a ser una victoria que salió cara al Zamora, ya que Ángel Encinar y Dani Hernández se retiraron lesionados del terreno de juego, ambos con sendos pinchazos en la parte posterior del muslo. A falta de pruebas, todo indica que no podrán estar disponibles hasta las primeras jornadas de 2018.

En definitiva, un Zamora al que el cambio de técnico no ayudó de momento a mejorar su juego, pero sí a hacer que los jugadores mostraran una mentalidad diferente que les llevó a ser más competitivos. Una situación que tuvo una mayor incidencia gracias al acierto a balón parado, una situación que si bien el año pasado el Zamora exprimió hasta la saciedad con la bota de Diego Ortiz, este año apenas le había sacado rendimiento.

Con este triunfo, el Zamora se coloca noveno, a siete puntos del play off, que sigue marcando el Real Ávila, que cedió un empate esta jornada. La próxima semana la liga se toma un descanso por la disputa de la primera fase del Campeonato de España de selecciones regionales UEFA, por lo que el fútbol regresará al Ruta de la Plata en quince días, cuando el Real Burgos pise el coliseo zamorano.

Pulsa aquí para ver la galería de imágenes.

Comentarios
Lo más