miércoles. 13.12.2017 |
El tiempo

Bajan las temperaturas y sube el butano

Bajan las temperaturas y sube el butano

Con la llegada del invierno, el butano vuelve a subir. Desde el 21 de noviembre, el precio de la bombona de butano se incrementa en un 2,1%, pasando a costar de 14,15 euros a 14,45 euros. La bombona tradicional cuesta hoy un 17,7% más que hace un año, unos 2 euros más.

Después del pequeño alivio que supuso que en la revisión de septiembre el precio del butano bajase un 4,9% (después de un año de subidas ininterrumpidas), en esta última revisión de 2017 el precio de la bombona vuelve a aumentar un 2,1%, pasando a costar desde el 21 de diciembre de 14,15 euros a 14,45 euros.

Teniendo en cuenta que el margen de modificación del precio es de un 5%, las únicas buenas noticias son que el butano no ha subido más porque no existe un déficit de tarifa que enjugar en la siguiente revisión. Si bien es cierto que la reciente evolución del precio del petróleo y de los carburantes no es la mejor de las señales para el próximo examen que se producirá en enero de 2018. Además, aunque el precio actual es inferior al que hubo en la segunda mitad de este verano (cuando alcanzó los 14,88 €), la bombona tradicional cuesta hoy un 17,7% más que hace un año (y unos 2 € más), cuando comprarla costaba 12,28 €.

El hecho de que suba el butano en estas fechas de bajas temperaturas es una noticia especialmente negativa porque es cuando su uso se dispara. No es descartable en absoluto que el precio vuelva a encarecerse en los próximos meses, con lo que tal vez, pensando en el futuro, estos sean los precios más bajos que se experimenten en la temporada de mayor uso de la bombona de butano (otoño-invierno). Sólo una evolución positiva de la materia prima lo impedirá. La única buena noticia para los millones de hogares que aún usan esta fuente de energía, en muchos casos precisamente por ser más barata que otras alternativas, es que la subida del 2,1% podría haber sido más alta, como lo fue el año pasado. Eso sí, no debemos olvidar que en el pasado invierno el precio era inferior al actual.

OCU recuerda a los consumidores que este precio máximo sólo se aplica a la bombona tradicional de butano, aquella que tiene 12,5 kilogramos de carga y que en vacío pesa más de 9 kilos. Las que poseen una tara inferior a 9 kilos tienen el precio liberalizado desde hace años, por lo que pueden costar más que este precio regulado.

Comentarios
Lo más