lunes. 19.02.2018 |
El tiempo

Fútbol | Tercera

Carlos Ramos: “Si tengo que dar un paso atrás para tomar impulso, mejor que sea en Zamora”

Carlos Ramos: “Si tengo que dar un paso atrás para tomar impulso, mejor que sea en Zamora”

El Zamora CF presentaba este jueves en sociedad a su nuevo jugador y flamante fichaje de invierno, el mediocentro zamorano Carlos Ramos. El centrocampista reconocía que si se ha comprometido con el Zamora ha sido por la “insistencia” de la junta directiva y porque confía “en que el equipo se acabe metiendo en play off”.

Hace escasos cuatro años Carlos Ramos estaba tocando lo más alto del fútbol. Entrenando de forma asidua con el Atlético de Madrid en una de las épocas doradas del club colchonero y debutando de la mano del Cholo Simeone en la Copa del Rey. Pero el fútbol no solo es calidad, talento y trabajo. El fútbol tiene mucho de suerte y de confianza de los entrenadores. El centrocampista zamorano sabe muy bien lo que es eso.

Tras su salida del Atlético de Madrid, Ramos ha pasado por Guijuelo, Burgos y Pontevedra, todos ellos equipos de Segunda División B. En esos equipos alternó fases de sentirse importante con otras en las que no gozó de la confianza del entrenador. Y eso en el fútbol es clave. En el Pontevedra, pese a empezar jugando, terminó siendo uno de los futbolistas con menos minutos. Los gallegos, a pocas horas del cierre del mercado, le comunicaban que le iban a dar la baja, dejando escasas horas de margen a Carlos Ramos para buscar equipo.

“Ha habido equipos que han preguntado por mí, pero quedaban muy pocas horas para el final del mercado y no quería arriesgarme a estar una vuelta en blanco. El Zamora hizo un esfuerzo increíble por tenerme. Es mi casa y es un club que siento en el corazón. Es un paso atrás en mi carrera porque es bajar a jugar a Tercera División, pero si tengo que dar un paso atrás para tomar carrerilla, mejor que sea en el Zamora”, reconocía Carlos Ramos.

El mediocentro asumía su nuevo papel con humildad. “Me tendré que ganar los minutos como todos mis compañeros. Por mucho que venga del Pontevedra, tengo que hacerme un sitio y convencer al entrenador”, comentaba Carlos Ramos, que reconocía que no había hablado apenas nada con Carlos Tornadijo hasta antes de la sesión de entrenamiento de este jueves. Lo que sí tenía claro el nuevo jugador rojiblanco es que viene a un proyecto con el que pretende jugar fase de ascenso: “Espero que sea una segunda vuelta en la que pueda coger confianza, coger minutos. Y está claro que si no hubiera creído que este Zamora se podía meter en play off o incluso ascender, no hubiera venido”.

En el vestuario del Ruta de la Plata se encontrará con amigos como Dani Hernández, Miguel, Iñaki Eguileor o Javi Rodríguez, pero lo que más ha pesado en su decisión por firmar en el Zamora no ha sido ese conocimiento de parte del grupo, sino “la confianza que me ha dado la directiva, el esfuerzo que han hecho, y el poder jugar en casa cada quince días”. Hay que recordar que Ramos debutó con el primer equipo del Zamora en Segunda B con dieciséis años, y ahora regresa ocho años después. Temporadas en las que ha mejorado mucho como jugador: “aunque no lo suficiente, porque si no, tendría que estar en otra categoría después de tocar casi lo más alto hace cuatro años”, reconocía.

Eso sí, comentaba que ha crecido como jugador, como es lógico: “La edad, el paso de entrenamientos, los equipos… todo te hace madurar y formar un estilo de juego. Me gusta llegar al área, me siento cómodo en un doble pívot con un compañero más defensivo, pero la realidad es que siempre me amoldo a lo que pida el entrenador”.

Carlos Ramos, que estará disponible para el partido de este sábado, finalizaba deseando el ascenso del equipo a Segunda División B y agradeciendo las palabras de la directiva, que alabó su esfuerzo por firmar por el Zamora. “Carlos no viene porque le podamos ofrecer mucho dinero o tengamos una categoría atractiva, sino por ayudar al club. Cuando bese el escudo será sintiéndolo de verdad”, espetaba el vicepresidente del club, Tono Prieto.

Comentarios