sábado. 24.02.2018 |
El tiempo

“Era raro el sitio al que llegara Óscar y no conociese a alguien”

“Era raro el sitio al que llegara Óscar y no conociese a alguien”

Luis Enrique Vaquero, uno de los colaboradores del programa ‘Zamora Motor’ (Onda Cero, viernes 13.15 horas), único programa especializado en motor en los medios de comunicación zamoranos, habla a zamora24horas sobre la figura de Óscar Sastre. “En este vida es imposible ser amigo de todos, pero él estaba cerca de conseguirlo”, explica.

Onda Cero Zamora emite todos los viernes a las 13.15 horas el único programa especializado en motor de los medios de comunicación zamoranos. ‘Zamora Motor’ ha contado en sus estudios con todos y cada uno de los pilotos zamoranos en todas las disciplinas para contar sus experiencias y evoluciones. Por esos estudios han pasado en innumerables ocasiones los hermanos Sastre.

Luis Enrique Vaquero es uno de los colaboradores de este programa. La relación de Vaquero con las motos se remonta a muchos años atrás cuando participó en campeonatos de España de velocidad, de enduro y posteriormente en su labor más profesional fue motorista durante muchos años en la Vuelta Ciclista a España. Precisamente, esa relación tan estrecha con las motos es la que le hizo entablar una amistad muy cercana con Óscar Sastre.

“Tengo dos aficiones, una mi finca y otra las motos”, explicaba Vaquero, que contaba con pesar: “Me gusta comprar motos antiguas para trabajar en ellas. Solo compro Yamahas del 90 al 93 porque son con las que corrí los campeonatos de España. Hace unos días compré una Yamaha SR especial de 250 del año 91. Hablé con Óscar para decírselo y lo primero que hizo fue reírse por haber comprado ese hierro. Había quedado este sábado con él para enseñársela”.

El propio Luis Enrique Vaquero recordaba que el casco con el que monta su hijo en moto se lo regaló el propio Óscar Sastre. “Me llamaron para darme la noticia y no me lo creía. Tuve que hablar con Sonia, pareja de Rubén Sastre, para que me lo confirmara y fue un shock. La primera en la que pensé fue en su madre. Siempre que paso por Castronuevo voy a verla. Ha sufrido mucho. Había perdido a su marido y a dos de sus hijos, y ahora se le va otro”, relataba emocionado Vaquero; que también tenía pensamientos para Rubén Sastre: “Él siempre se apoyaba mucho en su hermano. Tenemos que ayudarle mucho entre todos”.

Óscar Sastre era una persona muy conocida en Zamora, gracias a su carácter y su versatilidad: “Es una pena enorme. En esta vida es imposible ser amigo de todos, pero él estaba cerca de conseguirlo. Era raro el sitio al que llegara Óscar y no conociese a alguien. Hoy la sociedad zamorana, sobre todo la gente joven, lo siente muchísimo, porque siempre sacaba tiempo para tomar algo. Era muy polifacético, de hecho, por ejemplo, tengo en casa el libro que editó”, sonreía Vaquero, que añadía: “Además era muy activo en las redes sociales, por eso en cuanto ha saltado la noticia, la gente se ha volcado. He recibido decenas de llamadas de amigos comunes que teníamos, incluso de fuera de Zamora”.

Por último, valoraba su fallecimiento en la carretera: “Los que hemos pasado tanto tiempo en la carretera o encima de una moto sabemos que desgraciadamente puede pasar. Yo me habré caído mil veces cuando competía pero estaba escrito en el libro que ese no era el momento. En su caso, ha sido un accidente desgraciado. La tenía ahí. Es una pena enorme”, finalizaba Luis Enrique Vaquero, incapaz de continuar con la entrevista.

Comentarios