miércoles. 21.02.2018 |
El tiempo

DÍA MUNDIAL CONTRA EL CÁNCER

Dos técnicas endoscópicas combinadas por vía respiratoria y digestiva mejoran el diagnóstico del cáncer de pulmón

Dos técnicas endoscópicas combinadas por vía respiratoria y digestiva mejoran el diagnóstico del cáncer de pulmón

La estadificación completa y adecuada de estos tumores tiene un impacto decisivo para la adopción del mejor tratamiento para cada paciente, así como su pronóstico y supervivencia. Es un procedimiento seguro, poco invasivo y de alta rentabilidad diagnóstica.

El uso combinado de un tipo de endoscopia respiratoria llamado ecobroncoscopia (EBUS por sus siglas en inglés) y ecoendoscopia esofágica (EUS) mejora el diagnóstico y el estudio de la extensión (estadificación) del cáncer de pulmón, al permitir acceder a la mayoría de regiones ganglionares del tórax para estudiarlas.

Estas exploraciones son más sensibles a la detección de metástasis en los ganglios respecto al uso de solo una de estas exploraciones, el EBUS, o incluso la mediastinoscopia, un procedimiento convencional, previo a la irrupción de la ecobroncoscopia, que analiza, en el quirófano, la diseminación tumoral a los ganglios del tórax. La precisión en la estadificación es fundamental porque influye en el pronóstico y en la supervivencia de los pacientes afectos por el cáncer de pulmón.

Estos avances se han abordado durante la 24 Reunión de Invierno Conjunta de las Áreas SEPAR 2018 organizada por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) y que se ha celebrado en Salamanca este fin de semana, en concreto en una sesión dedicada a la estadificación y tratamiento del cáncer pulmonar a cargo de la doctora Rosa Cordovilla, neumóloga, miembro de SEPAR y responsable de la Unidad de Broncoscopias y Neumología Intervencionista del Hospital Universitario de Salamanca.

“Para el diagnóstico de este cáncer se precisa que la toma de muestras sea suficiente a fin de poder diagnosticar de qué tipo de cáncer se trata. Además, es preciso conocer el grado de extensión del tumor o estadio para conocer el pronóstico de la enfermedad y poder decidir el mejor tratamiento”, ha detallado la doctora Cordovilla.

Impacto de la estadificación adecuada

La sospecha de cáncer en un paciente requiere de un manejo inicial rápido. El diagnóstico y la estadificación del tumor deben realizarse cuanto antes y de forma concomitante, eficiente y accesible, evitando procedimientos adicionales y tomando muestras de tejido (biopsias) donde la estadificación del tumor indique que la enfermedad se halla más avanzada. Los retrasos diagnósticos o la obtención de resultados negativos conllevan un retraso en la instauración del tratamiento.

Actualmente, el uso combinado de EBUS y EUS se ha convertido en el procedimiento de elección (el aplicado de entrada) en la estadificación del cáncer de pulmón en 20 hospitales españoles, como el Hospital Universitario de Salamanca, gracias a la estrecha colaboración de los Servicios de Neumología y Digestivo del hospital. “Se trata de dos pruebas complementarias, no competitivas, alternativas a la mediastinoscopia, que nos permiten realizar una estadificación completa del tumor en una sola sesión, de forma poco invasiva, segura, de alta rentabilidad, y evitan que numerosos pacientes tengan que someterse a cirugías innecesarias”, sintetiza la doctora Cordovilla, quien añade que “el procedimiento debe ser minucioso y es preciso conocer los resultados propios”.

Resultados y aplicaciones

Un estudio llevado a cabo por el equipo de la doctora Cordovilla en 110 pacientes evaluados con EBUS y EUS entre los años 2010 y 2012 demostró que el uso combinado de estas pruebas es un procedimiento con un margen de error diagnóstico muy bajo, del 5% frente al 12% de la mediastinoscopia o la ecobroncoscopia sola, y una alta rentabilidad diagnóstica. Para la doctora Cordovilla esta alta rentabilidad debe entenderse en un sentido amplio (económico y personal), porque supone un ahorro de costes económicos al evitar procedimientos adicionales, y costes personales, al evitar a los pacientes cirugías innecesarias y sus potenciales complicaciones.

Además, se ha visto que ambas técnicas son muy seguras, con una tasa de complicaciones muy baja (1,4% en EBUS y 0,3% en EUS). En definitiva, “son pruebas complementarias y no competitivas, que nos permiten realizar una estadificación completa y precisa en una sola sesión, de forma poco invasiva y con una alta rentabilidad”, destaca la doctora Cordovilla.

Comentarios
Lo más