La Alianza UPA COAG realiza el balance agrario del año 2018

La Alianza hizo referencia a situación como la fauna, la cosecha de cereal o la remolacha.

0 Comentarios

 Upa coag
Upa coag

UPA COAG explicaba este jueves que ha sido un año de negociaciones para la nueva PAC, que repercutirá directamente en nuestra región, y cuyas consecuencias negativas no pueden pagarla los profesionales agrarios, “que deben ser reconocidos de una vez por toda en la nueva política agraria europea como agentes vertebradores del medio rural”.

En concreto, en Zamora, ha sido un año de buena cosecha, pero de precios ruinosos, “lo que demuestra que urge la regulación de la cadena agroalimentaria para evitar abusos”. En este sentido, los responsables de la Alianza en Zamora estimaban que las lluvias han permitido pasar de poco más de 177 mil toneladas a más de 580 mil toneladas de producción. Eso sí, solicitaban una mayor ayuda tanto en infraestructuras como en modernización.

El sector ganadero de leche, un año más, ha sufrido una durísima crisis de precios motivada por la actitud de una industria que se niega a negociar contratos justos; mientras que en el ovino recordaron las últimas manifestaciones tras considerar el problema existente tanto en carne como en leche, “lo que supone ya un problema estructural del sector”.

Igualmente incidieron en que ha sido un año donde se ha intensificado el daño provocado por la fauna salvaje tanto al sector ganadero como agrícola. Los datos del 2018 confirman que los ataques de lobos se han disparado, lo que demuestra la expansión descontrolada de la especie. Los daños de jabalís, buitres, ciervos, corzos y otras especies crecen. “Por eso nos manifestamos este año también ante la decisión del TSJ que prohibía cazar el lobo al norte del Duero”, comentaban desde Zamora.

“Ha sido un año en el que se ha vuelto a demostrar la inacción de las administraciones para atajar el despoblamiento rural. La Alianza UPA-COAG ha encabezado numerosos actos de protesta reclamando verdaderas políticas sociales en el medio rural (sanidad, educación, pensiones, infraestructuras…)”, agregaba.

Por último, Azucarera ha anunciado un cambio de modelo con los agricultores de Castilla y León que supondrá un descenso en el precio que pagará a partir de las siembras de la campaña 2019-2020, que pasará a los 26 euros por tonelada de remolacha más un complemento ligado al precio del azúcar. La Alianza UPA-COAG ha denunciado “esta lamentable maniobra de AB Azucarera, filial de la British Sugar, de rebajar el precio de la remolacha y por lo tanto de romper unilateralmente el marco legal que regula el sector remolachero”. “Con esta decisión se dinamita una relación fructífera de acuerdos profesionales a lo largo de 30 años mediante el AMI entre industrias y productores, y lo que es peor, se pone en peligro el presente y futuro de las fábricas remolacheras asentadas en nuestro país, de los propios productores, y de numerosos puestos de trabajos directos e indirectos”.

Ante esto, la organización ha anunciado que emprenderá cuantas acciones legales estén a su alcance tras la decisión de Azucarera, y exigirán a través de los conductos legales el cumplimiento por parte de la empresa de los compromisos adquiridos en el AMi vigente. Está prevista una manifestación en la provincia el próximo 27 de diciembre para protestar por estas medidas.

Archivado en:

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído