Los cazadores denuncian que la Ley de Bienestar Animal "pone contra la pared a la actividad"

Consideran que la reforma de la norma es una "bomba de relojería" y que "afectaría gravemente al sector"

EP

1 Comentarios

Rehala de perros en el transporte. EP
Rehala de perros en el transporte. EP

La Asociación de Rehalas Regionales (Arrecal) ha calificado la combinación del proyecto legislativo de bienestar animal y la reforma del delito de maltrato animal en el Código Penal como una "bomba de relojería" que "pretende poner contra la pared" a la caza.

"La modificación del Código Penal que propone el Gobierno, combinada con la deriva animalista que supone la Ley de bienestar animal, pone en peligro el futuro de la caza", ha advertido en un comunicado el colectivo, que seguirá "presionando para evitar la aprobación de estas dos normas en sus actuales términos".

Sobre la reforma del delito de maltrato animal, Arrecal ha lamentado que siga adelante "en unos términos que afectarían gravemente al sector" ya que, a su juicio, "durante su tramitación únicamente se han incluido unos retoques estéticos que no afectan al fondo de la norma".

En concreto, ha denunciado que el texto enviado a la presidenta del Parlamento, Meritxell Batet, por el presidente de la Comisión de Derechos Sociales "es un retoque cosmético del aprobado en 2022" porque "lo único que ha retocado el texto ha sido lo referido a las penas de prisión en el caso de lesiones y muertes de animales vertebrados, que rebaja seis meses sobre la propuesta de agosto, y las del delito leve de lesiones".

Según el presidente de la asociación, Felipe Vegue, esto se ha hecho porque "era un escándalo que el delito leve de lesiones a animales tuviera penas superiores al de las personas".

En este contexto, Arrecal ha denunciado que la reforma "supondría la ampliación exagerada del delito de maltrato animal a cualquier animal vertebrado y el aumento de las penas", "vulnerando el principio de proporcionalidad en materia penal".

"Detrás de las aparentemente bien intencionadas declaraciones de intenciones del director general de los Derechos de los Animales (Sergio Torres) se esconde una reforma que convierte en delito prácticamente cualquier lesión no imprudente a un animal", ha afeado.

"DISPARATE JURÍDICO"

Y es que, la asociación considera un "exceso" la tipificación como delito leve de lesiones que "ni siquiera requieran de tratamiento veterinario". Según ha explicado, el texto que ha enviado la Comisión de Derechos Sociales a la presidenta del Parlamento se refiere a la salud e integridad física y psíquica de los animales, incluso a su "integridad emocional", lo que supone para Arrecal un "disparate jurídico y un nuevo factor de inseguridad y de inconcrección".

"¿Cómo se determinar la integridad emocional o la salud psíquica de un hurón o una cabra? ¿Y la de un hámster? ¿La puede determinar un forense? La cosa no puede ser más ridícula y más chusca", ha expuesto al respecto Vegue.

Por otro lado, el presidente de Arrecal ha censurado que pese a que el proyecto legislativo de bienestar animal ha excluido a los perros de caza, "otorga un estatus inédito y muy superior a las organizaciones animalistas y ligadas a ellas".

"Las rehalas vienen sufriendo la persecución de estos grupos en muchos casos, y con esta legislación el gobierno pone al pie de los caballos a los rehaleros", ha apostillado, para pedir la dimisión del director general de los Derechos de los Animales, Sergio Torres, y de la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído