Denuncian que los agricultores “se juegan las subvenciones de 2023” porque siembran bajo normas aún no publicadas

La organización exige flexibilidad al Ministerio y a la Consejería porque esta campaña de otoño ya será concernida por la nueva PAC, que entra en vigor el 1 de enero

2 Comentarios

Agricultor cosechando en el campo
Agricultor cosechando en el campo

La Alianza UPA-COAG denunció hoy que los agricultores “se juegan las subvenciones de 2023” porque siembran este otoño bajo normas aún no publicadas. La nueva PAC 2023-2027, que entrará en vigor el 1 de enero, supone un importante cambio en las principales ayudas directas de la reglamentación comunitaria y en su trasposición nacional, si bien esta última aún no ha sido publicada.

Al respecto, la Alianza consideró de vital importancia facilitar toda la información a los agricultores y ganaderos de Castilla y León, para que “tengan la posibilidad de conocer estas novedades”, porque si bien se aplicarán a partir del 1 de enero de 2023, las siembras que ya se realizan o programan “están concernidas por esta normativa y su cumplimiento posibilitará el poder acceder, o quedar excluidos, de determinadas ayudas directas que solicitarán a partir de marzo de 2023”.

También sufren esta misma “anomalía” de cara al acceso a las subvenciones, las prácticas de aprovechamiento o siega en pastos y las que se pueden llevar a cabo en cultivos leñosos (viñas, frutales).

UPA-COAG solicitó al Ministerio y a la Consejería de Agricultura una flexibilización en el cumplimiento de algunos de los compromisos y exigencias establecidas en la nueva ayuda de los eco-regímenes, así como cambios en las exigencias que algunas de las BCAM (Buenas Condiciones Agrarias y Medioambientales) establecen en el borrador del decreto de condicionalidad reforzada. 

En este sentido, UPA-COAG desarrollan asambleas informativas en todas las provincias de la Comunidad para dar a conocer la PAC 2023-2027. En ellas se ofrece información sobre la nueva definición de la figura de ‘Agricultor Activo’, sobre la conversión de los derechos de pago básico hacia los nuevos derechos de pago de ayuda básica a la renta, su valoración, número y región, la nueva ayuda redistributiva por las primeras hectáreas de la explotación, así como las ayudas vinculadas a la producción en ganadería (vacuno de leche o carne, terneros, ovino-caprino) o en agricultura (cultivos proteicos, remolacha, frutos secos, etc.).

Otras dos cuestiones sobre las que los profesionales manifiestan “gran inquietud y disconformidad” es sobre las prohibiciones de labrar y tratar los barbechos entre el 1 de abril y el 30 de junio, así como la prohibición de distribuir fertilizante en el margen perimetral de cinco metros a los cauces de agua, lo que en la práctica significa perder producción en los terrenos más fértiles.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído