Con silbatos, cencerros y petardos; banderas, gritos y mucha indignación, más de medio millar de personas, la mayor parte ganaderos procedentes de distintos puntos de Castilla y León, se han manifestado este viernes en Zamora contra los ataques del lobo y del resto de la fauna salvaje. La protesta ha ido dirigida especialmente a las políticas implementadas por la Junta de Castilla y León, de ahí que la convocatoria haya tenido lugar en La Marina, a escasos metros de la sede de la delegación territorial.

Unos minutos antes de iniciar un pequeño recorrido hasta la Plaza de Alemania, los responsables de la Alianza UPA-COAG, la organización convocante, han querido explicar los motivos que les han llevado a esta movilización de carácter regional, que ha tenido lugar en la ciudad, por ser el eje de "una de las provincias más afectadas" por estos ataques. No en vano, de los 2.700 lobos que hay en España, 1.600 están en Castilla y León, y 400 de ellos se encuentran en Zamora.

En ese sentido, Miguel Blanco ha apuntado que la protesta es "en legítima defensa" ante los ataques "indiscriminados" y "cada vez más insoportables" del lobo: "Nos están causando unos daños enormes y pedimos que las administraciones no se pongan de perfil. No queremos que se hundan nuestros pueblos", ha apuntado el secretario de COAG, que ha aseverado que "es mentira que el lobo este en recesión" y que, de hecho, "está en expansión a costa de los ganaderos".

Asimismo, Blanco ha informado de que, en lo que va de año, se han producido 35 ataques en la provincia con 170 reses muertas. En el 2015, fueron 131 ataques con 700 víctimas de ganado: "Si esto no es un daño, que baje Dios y lo vea", ha advertido el secretario de COAG, que ha insistido en la necesidad de "hacer una regulación contundente" y que ha pedido a la Junta "que no se deje amedrentar por los fanáticos".

Por su parte, Aurelio González, responsable provincial de UPA, ha aseverado que "la situación es crítica" y que es preciso defenderse de "los fundamentalismos medioambientales". Además, el representante de los ganaderos ha criticado al consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, por "promover el cambio de estatus del lobo al sur del Duero" y ha sido claro en ese asunto: "La Junta tiene que seguir pagando los daños y empezar a hacerlo también en la parte norte".

 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído