El porqué de la España vaciada: diferencias de hasta un 600% entre el precio que reciben agricultores y ganaderos y lo que pagan los consumidores

"La pandemia ha supuesto más beneficios para intermediarios y la distribución, mientras los productores están teniendo uno de los peores años de las últimas décadas", denuncia UPA Castilla y León S24H

El porqué de la España vaciada: diferencias de hasta un 600% entre el precio que reciben agricultores y ganaderos y lo que pagan los consumidores
El porqué de la España vaciada: diferencias de hasta un 600% entre el precio que reciben agricultores y ganaderos y lo que pagan los consumidores

Un productor de pollos de León recibe 1,07 euros por kilo vendido mientras el consumidor paga por ese mismo producto 2,70 €/kg, lo que supone un incremento al consumidor del 252%. Los agricultores valencianos reciben 0,70 €/kg por las mismas nectarinas que en el mercado hay que pagar a 4,20 €/kg, con una diferencia entre el precio en origen y el destino del 600%.


Diferencias abismales entre el precio que reciben los productores y el que deben pagar en el punto de venta los consumidores. En medio, una larga lista de intermediarios y la distribución que se reparten los beneficios de producciones del sector primario mientras los agricultores y ganaderos, en muchos casos, apenas cubren los costes.



"Si nuestros políticos se preguntan el porqué de la España vaciada, que miren las diferencias de precios", explica la organización agraria UPA, haciendo referencia a una tabla "en la que queda clara la diferencia entre lo poco que se paga al productor, quien lo trabaja, invierte y arriesga en su producción, que además en muchas ocasiones tarda en cobrar más de un mes y lo que pagamos como consumidores y que la distribución cobra de inmediato cuando pasamos por caja".

Para esta organización agraria, "es vergonzoso que los productores cobren unos precios que muchas veces no alcanzan los costes de producción, mientras se incrementan en un 500, 600 y hasta el 800 % cuando el producto llega al consumidor".

En este sentido, recuerda que lleva denunciando insistentemente que la pandemia "ha supuesto más beneficios para los intermediarios y la distribución mientras que los agricultores y ganaderos están teniendo uno de los peores años de las últimas décadas" preguntándose dónde está "la tan cacareada y necesaria Ley de la Cadena Alimentaria". 

Agricultores y ganaderos, el eslabón más débil de la cadena

Una de las claves de la nueva Ley de la Cadena Alimentaria, que previsiblemente entrará en vigor en noviembre, es cómo recoger los costes en el precio de los contratos, ya que busca hacer efectiva la prohibición de venta a pérdidas para que los productores agrícolas y ganaderos no se vean obligados a vender por debajo del coste de producción.  

Porque uno de los objetivos de esta nueva ley es "dignificar la retribución de agricultores y ganaderos",como explicó en su día el ministro de Agricultura, Luis Planas, el eslabón más débil de la cadena, que tiene que llevar al mercado sus productos "con precios  que aseguren la viabilidad de las explotaciones agrarias y de la economía del medio rural". ORIGEN DESTINO


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído