UPA COAG hace balance de 2017: “Un año de crisis total en el sector agrario”

La peor cosecha de cereal en 50 años en nuestra provincia y la ruina de precios percibidos por los productores en prácticamente todos los sectores han sido determinantes para que el 2017 haya sido desastroso para el sector agrícola y ganadero de la provincia de Zamora, a juicio de UPA COAG.

0 Comentarios

 Las nuevas caras de 2017
Las nuevas caras de 2017

Ante eso, el sindicato reclama para el 2018 medidas de apoyo extraordinarias para los agricultores y ganaderos, mediante préstamos bonificados y condonación del 20 % del principal, tal y como se puso en marcha en el año 2006. Exigen, igualmente, una PAC 2020-2027 con presupuesto comunitario, que destine sus prioridades a un modelo social agrario que asienta población y actividad en el medio rural, con precios justos para los productores, que recupere la línea de ayudas a zonas desfavorecidas y que elimine burocracia a los agricultores y ganaderos

“La Junta de Castilla y León falta a la verdad sobre la incorporación real de jóvenes al sector, puesto que en los dos últimos años se han presentado tan solo 139 solicitudes de agricultores y ganaderos en nuestra provincia - 956 solicitudes en Castilla y León -, aún no resueltas, y no es cierto que solo en el año 2017 se hayan producido 1.494 incorporaciones como se ha encargado de hacer público el Gobierno regional”, lamentan desde el sindicato.

RENTA AGRARIA

La Alianza COAG-UPA califica como insólito el dato facilitado por el Ministerio de Agricultura en los últimos días como avance de renta agraria del 2017, que según ellos es de un crecimiento del 4,93 %, lo que es toda una ofensa para los profesionales del sector tras las pérdidas millonarias que han sufrido en la práctica totalidad de los sectores, especialmente cereales, patata y sector lácteo.

Mientras los agricultores y ganaderos de nuestra provincia de Zamora y del resto de Castilla y León hacen un balance del año 2017 como nefasto o desastroso, ya que ha dejado millones de euros en pérdidas, desde el departamento que dirige Isabel García Tejerina “se descuelgan con una cifra insólita y que refleja que la estadística está muy alejada de la realidad que ha sufrido el sector”.

La Alianza UPA-COAG considera una tomadura de pelo hacia todos los agricultores y ganaderos que se den estas cifras propagandísticas y que ofenden al sentido común, por lo que piden a la Administración regional que se posicione públicamente y que en nombre de los profesionales del sector regional desautorice al Ministerio de Agricultura, puesto que solo puede calificarse como una aberración estadística y una ofensa que se utilicen datos de forma tan inoportuna.

Desde la Alianza UPA-COAG realizan un breve resumen de algunos aspectos relevantes ocurridos a lo largo del año 2017 y de otros que esperan en 2018:

SEQUÍA Y RESTO DE ADVERSIDADES

El año 2017 ha sido especialmente delicado para el sector agrario de nuestra provincia. Las consecuencias de las adversidades climatológicas (sequía, heladas, etc.) sufridas han sido nefastas para los agricultores y ganaderos, que han perdido, según las estimaciones realizadas por la Alianza UPA-COAG, más de 200 millones en nuestra provincia de Zamora - 2.000 millones de euros en Castilla y León - en concepto de valor de la producción, llegando a porcentajes de pérdidas de producción en la provincia de hasta el 75 % en la cosecha de cereales secano y de un 40% en la producción de uva respecto a la media de los últimos 5 años.

Y a pesar de que el año 2018 comienza con unas previsiones más alarmantes aún por esta climatología tan dura, a día de hoy no conocemos Plan de choque alguno contra la sequía por parte de las administraciones.

Respecto al 2017, la Alianza UPA-COAG volvemos a denunciar la falta de compromiso firme para con el sector agrario de nuestra provincia por parte de determinadas entidades bancarias, porque lejos de facilitar el acceso a la financiación, en mucho casos, han rechazado solicitudes de préstamos de los que el coste financiero en todo o en parte estaba subvencionado por la Administración, con el agravante de tener firmado para tal fin un acuerdo con la Consejería de Agricultura.

La Alianza UPA-COAG reclama de cara al 2018 una apuesta firme de apoyo hacia los profesionales del sector similar a la que se puso en marcha en el año 2006 mediante los préstamos bonificados, subvencionando no solo el 100% del coste financiero de la operación, sino también, al menos el 20 % del principal. Por lo tanto exigimos una línea de financiación con ayuda directa, bien línea ICO, bien línea `minimis´ u otras similares.

También señalar los enormes perjuicios que para la ganadería extensiva han tenido los incendios soportados en nuestra provincia en los pasados meses. Cientos de hectáreas fueron arrasadas por el fuego, destruyendo así la posibilidad de aprovechamiento de los ya mermados pastos, obligando a los ganaderos a tener que asumir costes añadidos suplementarios en la alimentación del ganado mediante piensos y forrajes. La Alianza COAG – UPA ha solicitado reiteradamente a la Administración Autonómica la posibilidad de aplicar la excepcionalidad en el aprovechamiento mediante pastoreo para las próximas campañas de buena parte de las superficies de monte quemadas (praderas, pastizales, etc), porque entendemos es una práctica perfectamente compatible con la regeneración de la flora en dichas superficies.

De no permitirse el pastoreo, se estaría penalizando de nuevo al sector ganadero, por otra parte quien en mayor medida soporta los daños, y se le estaría limitando la posibilidad de justificar sus derechos de pago básico, importe principal de las ayudas directas de la PAC.

PRECIOS RUINOSOS

El año 2017 ha resultado un desastre no solo en producción, motivado por las duras condiciones climatológicas, sino a nivel de precios, puesto que en muchos casos estos no han permitido ni siquiera cubrir los costes de producción.

Por este motivo, la Alianza UPA-COAG ha vuelto a encabezar las reivindicaciones a lo largo del año 2017 exigiendo `precios justos´ con poderosos y firmes argumentos puesto que el sector agrario es clave para la economía, empleo, población, gestión del territorio de nuestra provincia y comunidad autónoma, y como protagonistas directos en la producción de alimentos para la sociedad. Y por eso, las políticas destinadas a este sector deben enfocarse a garantizar la viabilidad de la actividad productiva agraria en todos los sectores y en todos los territorios de nuestra comunidad autónoma.

INCORPORACIÓN DE JÓVENES AL SECTOR

La Alianza UPA-COAG denuncia la ausencia de políticas enfocadas a impulsar la incorporación de jóvenes. Además, los datos oficiales hechos públicos por el Gobierno regional a lo largo de este año sobre incorporaciones son ficticios y faltan a la verdad, puesto que no es cierto que se hayan producido 1.494 incorporaciones en el último ejercicio en Castilla y León, sino tan solo 956 solicitudes – 139 de las cuales se han solicitado en nuestra provincia -. Con el agravante de que dichas solicitudes aún no están resueltas, y en todo caso corresponderían a los dos últimos años, puesto que en el año 2016 no hubo convocatoria de incorporación.

El 3 DE MARZO GRAN MANIFESTACIÓN EXIGIENDO `PRECIOS JUSTOS´

El 3 de marzo de 2017 tuvo lugar por las calles céntricas de Valladolid la manifestación más importante de cuantas se han celebrado en Castilla y León. A la convocatoria de la Alianza UPA-COAG asistieron más de 3.000 personas de las nueve provincias, reclamando futuro para el sector agrario con precios justos y con políticas reales y eficaces para poner coto a la despoblación y a la sangría de activos en la agricultura y ganadería.

Nuestra organización exigió en este multitudinario acto, tanto al Gobierno central, como a la Junta de Castilla y León, solución a los problemas serios que siguen sin resolverse a pesar de las constantes peticiones de la Alianza UPA-COAG. Nuestra principal reivindicación fue la de precios justos, puesto que no en vano sufrimos una campaña en la que los bajísimos precios percibidos por los productores, supuso la pérdida de entre 800 y 900 millones de euros para los agricultores y ganaderos, justo la cuantía que llega a Castilla y León anualmente en concepto de pagos compensatorios de la PAC.

La masiva participación de profesionales del sector en esta manifestación de Valladolid junto a otros actos reivindicativos en el conjunto del país, han ayudado a que la Unión Europea se haya comprometido ante nuestro país a tener un documento de trabajo en el mes de febrero de 2018 sobre cuestiones básicas como precios, márgenes comerciales y cadena agroalimentaria.

GESTIÓN DEL AGUA

El año 2017 ha sido muy complejo en materia de agua y regadíos debido a la inacción y mala gestión política desarrollada por las administraciones.

La Alianza UPA-COAG ha reclamado, y lo seguirá haciendo a lo largo del 2018, unos planes de cuenca que conlleven una mejora en la regulación y un incremento en la capacidad de almacenamiento de agua, puesto que ha quedado demostrado el déficit tan severo que tenemos al respecto en esta región.

Y es que en nuestra organización llevamos reclamando desde hace décadas, y este año se ha demostrado con hechos, que las administraciones deberían hacer un esfuerzo absoluto por el regadío en una región como Castilla y León.

De hecho, la Alianza UPA-COAG reclama actuaciones políticas que profundicen en la mejora y modernización de regadíos y que estén 100 % subvencionadas por las administraciones.

Respecto a las aguas subterráneas, hemos reclamado en varias ocasiones a la CHD que se modifique la normativa, tal que no sea motivo de sanción el hecho de regar con aguas subterráneas parcelas que no cuentan con autorización de riego, siempre que estén bajo explotación de un mismo titular, que se rieguen en sustitución de otras con concesión – en todo o en parte -, y siempre y cuando de ello no se derive un mayor consumo respecto a la dotación asignada a la concesión. Es imprescindible, también por motivos medioambientales, el realizar una adecuada rotación de cultivos, práctica que actualmente y por motivos burocráticos no es posible en muchos casos ante las limitaciones y requisitos impuestos por la CHD. Una comunicación anual a CHD en la que se detallara las parcelas y cultivos que van a ser objeto de riego, acorde a la limitación de la dotación de la concesión, debía ser suficiente documento administrativo para evitar algunas de las injustas sanciones que actualmente se están imponiendo.

Por otra parte, también solicitamos que se agilice al máximo la resolución de los expedientes administrativos presentados ante la CHD al respecto de las comunidades de usuarios y de rotación de cultivos, porque en muchos casos no se resuelven hasta pasado más de 18 meses desde su presentación. El sector requiere de una pronta respuesta en la necesaria adaptación a nuevos cultivos de regadío, más rentables, y para ello necesita de una cierta premura que le dote de seguridad previa a la siembra.

Además nos mostramos radicalmente en contra de que se mercadee con las concesiones de riego y que esto se ampare desde la propia Administración, puesto que está demostrado que quienes sufren las consecuencias de este mercadeo son los productores que tienen compromiso de permanencia en el sector y quienes aseguran la actividad agropecuaria a medio y largo plazo.

SECTOR REMOLACHERO

La Alianza UPA-COAG ha estado muy presente en el año 2017 en defensa del sector remolachero. En primer lugar a lo largo del año hemos seguido trabajando para que no se retrase más la decisión del Tribunal Supremo y se dé la razón a la Alianza UPA-COAG en línea de la sentencia favorable del TSJ que obliga a la Junta de Castilla y León a pagar a todos los remolacheros de Castilla y León los 3 euros/tonelada y los intereses correspondientes a la campaña 2011/2012.

La Alianza UPA-COAG también fue la organización más activa en la defensa de los intereses de los cultivadores trabajando con Urcacyl, Cecale, Azucarera, Acor y Junta de Castilla y León, para frenar la amenaza que ha estado latente a lo largo de todo el año por parte del Gobierno central y del ministro Montoro de una nueva tasa a las bebidas azucaradas. Finalmente conseguimos que no se impusiera este impuesto.

La Alianza UPA-COAG ha apoyado firmemente la puesta en marcha de la biorrefinería de Barcial del Barco y hemos exigido a las administraciones que respaldaran y apoyaran esta instalación industrial vinculada directamente a la agricultura, ya que puede suponer un empuje económico no solo para este municipio sino para el conjunto de agricultores y ganaderos de la región. El principal objetivo es que se materialice el proyecto que consiste en la creación de una planta de bioetanol y piensos, y que utilizaría remolacha y maíz como materia prima, con los beneficios que ello generaría entre agricultores, ganaderos, y sociedad rural.

DAÑOS DE ESPECIES SALVAJES

La Alianza UPA-COAG ha registrado a lo largo del 2017 en la Consejería de Medio Ambiente un completo documento en el que analizamos la problemática de la fauna silvestre en Castilla y León. El lobo y otras especies siguen generando muchos problemas y daños en la región, por lo que planteamos la necesidad de distintas actuaciones.

El objetivo de nuestra organización, dado que conocemos de primera mano la realidad con la que se encuentran en el día a día los agricultores y ganaderos, ha sido trasladar a la Administración regional a través de un texto muy detallado, que hasta ahora ninguna organización agraria a nivel regional había elaborado, la problemática sobre la casuística actual, especie por especie, para que se tomen decisiones básicas que son prioritarias abordar para que sea posible mantener las actividades agrícolas y ganaderas en amplias zonas de nuestra comunidad, ahora muy seriamente amenazadas por la expansión descontrolada de diferentes especies salvajes.

Además, la Alianza UPA-COAG ha trabajado para que se actualicen e incrementen las indemnizaciones por los daños de lobos. De igual manera exigimos a la Administración regional que se declare el jabalí como plaga en el conjunto de Castilla y León.

Y una vez más, recordar que a lo largo del 2017 los ganaderos al sur del Duero han seguido percibiendo indemnizaciones directas por los daños del lobo gracias a la Alianza UPA-COAG. Fue nuestra organización agraria quien asumió un importante coste económico para defender judicialmente los intereses ganaderos, con la satisfacción plena de que finalmente la Alianza UPA-COAG consiguió una sentencia histórica favorable por parte de los tribunales de Justicia para que las víctimas de ataques de lobos percibiesen las ayudas que actualmente reciben.

CRISIS LÁCTEA

La crisis del sector lácteo no ha desaparecido. Más bien se ha agravado. Los ganaderos de vacuno de leche de nuestra región siguen percibiendo precios mucho más bajos (en torno a siete céntimos de euro/litro) que los ganaderos de leche del resto de la Unión Europea, lo que demuestra la incapacidad de las administraciones españolas en aportar soluciones para un sector que está en vías de desaparición si continúan desamparados por Junta y Ministerio.

Además, los precios de leche en ovino y caprino lácteo están actualmente en unas cotizaciones mucho más bajas de lo que es habitual en estas fechas del año, con la amenaza seria por parte de la Industria de que los precios castiguen aún más a los ganaderos en el primer trimestre del nuevo año.

FUTURA PAC 2020-2027

La reforma de la PAC 2020-2027 que se abordará a lo largo del 2018 será sin duda una de las preocupaciones del sector profesional agrario.

La Alianza UPA-COAG ha exigido una PAC fuerte, con talante europeísta, con fondos comunitarios, con un compromiso real para los verdaderos profesionales del sector, y cuyas políticas permitan la percepción de precios justos a los productores. Nos oponemos radicalmente a que haya una financiación más reducida para agricultores y ganaderos, puesto que las políticas deben velar por la defensa de los verdaderos protagonistas que son lo que garantizan los alimentos a la sociedad, los que mantienen el medio natural y los que generan economía, empleo y vida al medio rural.

Por otro lado, la Alianza UPA-COAG reclama que la nueva PAC elimine la burocracia no solo a los Estados, sino sobre todo a los agricultores y ganaderos, puesto que cada reforma que se produce más complicada y farragosa resulta para los verdaderos protagonistas del sector.

La Alianza UPA-COAG reclama que se recuperen las ayudas a zonas desfavorecidas, puesto que se trata de una línea que se dirige específicamente a los profesionales del sector.

CONTINÚA LA SANGRÍA DEMOGRÁFICA EN EL MEDIO RURAL

Castilla y León ha sido la región que en el último año más población ha perdido en el conjunto de España. El número de habitantes ha descendido en todas las provincias castellanoleonesas, y la Alianza UPA-COAG exige desde ya una Plan de medidas que pare este éxodo de población que afecta sobre todo al medio rural.

Y es que Castilla y León sigue sufriendo por parte de las administraciones una preocupante marginalidad demográfica, económica y social con servicios básicos fundamentales muy en precario en materia de infraestructuras, sanidad, educación y comunicación digital. La población de los pueblos no está lo suficientemente atendida por las administraciones y aunque hablamos de un medio natural inmejorable el territorio no es atractivo desde el punto de vista económico, lo que genera una automática expulsión de población convirtiendo a muchos territorios rurales en zona marginada y marginal.

PRESUPUESTO DE LA CONSEJERÍA DE AGRICULTURA Y GANADERÍA

Si bien el presidente Herrera ha presentado el presupuesto de la CC.AA. como el más elevado de la historia, sin embargo, el presupuesto de la Consejería de Agricultura (PAC aparte) es casi un 30% inferior al que tuvo en 2009 (476 frente a 676 M€).

Además, por mucho que se haya hecho valer que se hace un esfuerzo por la situación de sequía, el presupuesto de la Consejería de Agricultura y Ganadería sigue siendo inferior al que tuvo en cualquiera de los años desde 2007 hasta el año 2015 incluido (los años de la “crisis”).

ELECCIONES AGRARIAS

La cita electoral del 11 de febrero será sin duda un momento clave para conocer la representatividad de las organizaciones agrarias. Y es que es mucho lo que está en juego ese día porque no todas las organizaciones agrarias somos iguales y defendemos lo mismo en las mesas de negociación.

Frente al modelo economicista, ultraliberal y deshumanizado que apoyan otras opciones, la Alianza UPA-COAG es la organización agraria de los ATPs y del modelo que conforman los hombres y mujeres del campo que trabajan directa y personalmente en sus explotaciones y viven de su actividad. Representamos a los verdaderos protagonistas en la producción de alimentos para la sociedad, y a quienes aportamos valor a bienes públicos no remunerados como son los medioambientales, territoriales, culturales, gastronómicos, patrimoniales, paisajísticos, etc.

Como bien saben los agricultores y ganaderos de esta región, la Alianza UPA-COAG se presenta a este proceso electoral con la defensa en el carácter estratégico del sector agrario para que así se establezca dentro de la agenda política, tanto nacional como regional, y sobre todo exigir que sea real esa declaración con medidas eficaces y prácticas. La Alianza UPA-COAG es la OPA que más y mejor representa la reivindicación clara e inequívoca del sector agrario como clave para la economía, empleo, población, gestión del territorio de nuestra comunidad autónoma. Y por eso, las políticas destinadas a este sector deben enfocarse a garantizar la viabilidad de la actividad productiva agraria en todos los sectores y en todos los territorios de nuestra comunidad autónoma.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído