Aprobado el techo de gasto de 12.470 millones un día antes de conocer los presupuestos

PP y Vox centran su critica en Pedro Sánchez y el PSOE defiende que llegan más ingresos por el Gobierno y duda de los “números” de la Junta

0 Comentarios

Carlos Fernández Carriedo. ICAL
Carlos Fernández Carriedo. ICAL

Las Cortes de Castilla y León aprobaron hoy el límite máximo de gasto no financiero de la Comunidad en 12.470 millones de euros, un 13,57 por ciento más que el de 2021, que se produce un día antes de conocer el Presupuesto de la Comunidad para 2023, ya que el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, adelantó ayer que será mañana cuando las cuentas tengan luz verde en el Consejo de Gobierno.

El conocido como techo de gasto salió adelante con el voto a favor de los socios de PP y Vox, que centraron sus criticas en la merma de las inversiones del Gobierno a través de los presupuestos para el próximo año; en contra de PSOE, UPL-Soria Ya y de Podemos y la abstención de Ciudadanos y Por Ávila.

En la presentación del Acuerdo de la Junta de Castilla y León por el que se fija el límite de gasto no financiero para el ejercicio de 2023, el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, sostuvo que se enmarca en un escenario factible, realista y prudente, avalado por la AIREF, en un escenario de subida de precios, inflación, tipos de interés más altos, subida de impuestos por el Gobierno y el conflicto bélico en Ucrania.

Se sustenta en un crecimiento económico que nos permitirá, a pesar del deterioro de las expectativas, seguir recuperando actividad económica y empleo, y situarnos entre las Comunidades Autónomas que antes alcanzaremos el nivel previo a la pandemia, defendió el consejero.

Durante el debate, la socialista Rosa Rubio, que dudó de la veracidad de las cifras presentadas, atribuyó el aumento del techo de gasto a los recursos adicionales del Gobierno y la popular Leticia García felicitó a Fernández Carriedo por el incremento, pese a que el Ejecutivo “castiga” a la Comunidad en sus inversiones y a un escenario complicado por la evolución económica.

Escenario realista

Defendió el consejero que se asienta en un escenario realista, avalado por órganos externos, con una previsión de un crecimiento económico del 1,6 por ciento, inferior al 3,3 por ciento con que se prevé cerrar el ejercicio actual, y una tasa de paro, que podría llegar hasta el 10,1 por ciento de la población activa, aunque subrayó que son cifras sometidas a la evolución de los mercados.

El límite de gasto no financiero recoge los ingresos del modelo de financiación que supondrán 8.136,22 millones de euros, con una subida del 20,38 por ciento respecto a hace dos ejercicios, los fondos procedentes de la Unión Europea que experimentan “un elevadísimo” crecimiento del 62,35 por ciento, hasta llegar a 1.985,94 millones, las transferencias, que se reducen en un 30,74 por ciento, para un total de 947,73 millones, debido a que no hay fondo COVID y la partida de otros ingresos, que sube hasta 1.197,12 millones, un 21,57 por ciento más que en 2021.

Explicó que los ingresos cuya gestión realiza la Junta de Castilla y León aumentan un 21,57 por ciento (213 millones), respecto de 2021, fundamentalmente por la mejora en la recaudación de los tributos cedidos, hasta alcanzar los 1.197,12 millones de euros, ya que señaló el aumento de la recaudación pese a la eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que ha supuesto 17.000 autoliquidaciones frente a 3.667 anteriores.

Por otro lado, manifestó que, teniendo en cuenta la evolución prevista del PIB, se podría acabar el año 2023 incluso con un ratio Deuda/PIB inferior al 21 por ciento.

Manipulación y realismo

“Los ingresos de Castilla y León aumentan se pongan como se pongan por los recursos que llegan del Estado, ocho de cada diez euros en los que crece el techo de gasto”, inició la socialista Rosa Rubio, que acusó a Fernández Carriedo de “manipular las cifras” por lo que no se cumplen, donde señaló que la previsión del PIB en 2022 era del 4,9 y ahora espera cerrar con el 3,3 y el próximo año se estima destrucción de empleo.

Rubio, que dudó del “rigor” del titular económico de la Junta, insistió en que los ingresos son récord por la llegada de 1.600 millones más del modelo de financiación, a lo que unió los fondos europeos, “desacreditados por el PP envueltos en la bandera de España”, pero conseguidos, en su opinión, por el Gobierno de Pedro Sánchez.

La portavoz socialista de Hacienda rechazó que aumenten los ingresos con la reducción de impuestos, para recordar a Fernández Carriedo dónde esta la premier británica, y estimó que el aumento de ingresos propios en 213 millones es un “trampantojo”. “No nos creemos sus números, sabemos y usted sabe que es mentira que suban los ingresos con la reducción de impuestos”, aseveró. 

“Realismo macroeconómico inversamente proporcional al del Gobierno”, indicó la popular Leticia García, que felicitó a Fernández Carriedo por el aumento de techo de gasto cuando el Gobierno “castiga” a la Comunidad en los presupuestos para 2023. La parlamentaria aseguró que las cifras “falsas” de las cuentas del Ejecutivo fiscal dificultan la elaboración de las autonómicas. 

García argumentó que el techo de gasto no crece más por la reducción de las trasferencias del Estado y un déficit del 0,3 por ciento, cuando el Gobierno se queda con el grueso del 3,2. “Son cifras realistas”, defendió, para subrayar que así lo avala la AIREF en su informe. 

Así, criticó que el PSOE de Castilla y León sea “cómplice” de unas cuentas “malas” del Gobierno con la Comunidad y concluyó que la “voracidad recaudatoria empobrece a los ciudadanos”. También, apuntó a la incoherencia socialista por atribuir el aumento del techo de gasto a los fondos del Gobierno, pero votar en contra. “Pese a Sánchez, usted señor Mañueco conseguirá que Castilla y León siga creciendo en los próximos años”, concluyó. 

En nombre de Vox, Francisco Javier Carrera, que aludió a la evolución económica, acusó a la oposición, en concreto al PSOE, de que atribuyan el crecimiento al Gobierno cuando “se castiga inmisericordemente” a esta Comunidad y aprovechó para censurar el “agravio” en la merma de las inversiones en los PGE porque este territorio es “leal y no amenaza con referéndum separatistas”. 

Carrera centró su critica en el PSOE por su modelo fiscal y se preguntó de qué gente son el Gobierno, que para Vox manifestó que son todas las personas, sin que “se las esquilmen” con impuestos que “solo pagan en España”, y defendió que en Castilla y León se den pasos para la bajada de impuestos. 

“Gracias a la Agenda 2030 seremos felices, pero pobres de solemnidad”, siguió para afear a las previsiones de “la gurú” del Gobierno, la vicepresidenta y ministra de Economía, Nadia Calviño, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. 

Poco ambiciosos e insuficientes 

Luis Mariano Santos (UPL) planteó la duda de sí es el techo de gasto del PP y Vox es “convidado de piedra”, donde recordó lo que ocurrió hace un año con Ciudadanos y el adelanto electoral, y argumentó que su aumento no es “ambicioso” a la vista de los recursos que llegan de Europa y del Gobierno. 

El parlamentario leonesista manifestó que la incidencia de este debate es limitado porque la importancia es cuánto se gasta, dónde y cuánto se ejecuta, y expresó “cierto miedo” ante la situación de vulnerabilidad por el aumento de costes, de manera que las previsiones realizadas caminen a la baja y a la insuficiencia de las familias. 

Por último, recordó que en 2021 UPL se abstuvo, por primera vez, en el techo de gasto y se concretó en que las 150 enmiendas de su partido a los presupuestos fueran rechazadas, por lo que anunció que hoy no les iba a dar su apoyo y se enmendará para llegar a acuerdos “por los ciudadanos de la Región Leonesa”. 

El procurador de Unidas Podemos, Pablo Fernández, calificó de “insuficiente” el techo de gasto, pese a ser el más elevado, ante “la mala coyuntura económica” de Castilla y León, dudó que se dé apoyo a las empresas y se proteja a las familias y servicios públicos y señaló que no ha escuchado lo que se quiere hacer, “más allá de la presentación de unas frías cifras”. 

Ante la petición del consejero de la reforma de la financiación, que compartió, preguntó por qué no lo hizo el Gobierno del PP en 2017, criticó que no se destine todo el dinero recibido para la mejora de los servicios públicos. “Votaremos no”, concluyó, tras indicar que el techo de gasto podía ser más elevado al contar con más recursos del Estado. 

Francisco Igea (Cs) reconoció el incremento por los fondos europeos y recursos propios pero manifestó que el techo de gasto de los ciudadanos viene de una reforma fiscal en la que no se reflacta el IRPF, ni se extienden las ayudas por nacimiento al conjunto de la Comunidad. “Sí siguen con estos socios, que no hacen atractiva la Comunidad, las cifras no se van a cumplir”, aseveró. 

El procurador de Por Ávila, Pedro Pascual, confió en que el techo de gasto sea real aunque reconoció que se puede ver afectado por la evolución e incertidumbre del actual contexto económico y solicitó que los presupuestos “se pinten de cohesión” y sean más favorables para las zonas más deprimidas. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído