La comunidad dispondrá de más de 40 centros de conservación de carreteras para “dar respuesta” a las necesidades de la red

María González conoce el nuevo de la autovía del ‘Camino de Santiago’ en Olmillos de Sasamón (Burgos), que se incorpora a la red autonómica y funcionará “en breve” gracias a un inversión de 1,2 millones

1 Comentarios

Clara San Damián en las obras de la carretera ZA-610
Clara San Damián en las obras de la carretera ZA-610

La consejera de Movilidad y Transformación Digital, María González, destacó hoy que Castilla y León dispondrá de más de 40 centros de conservación de carreteras, con la incorporación a la red del nuevo de Olmillos de Sasamón de la autovía del ‘Camino de Santiago’ (A-231), que hace el número 38, y en los próximos meses otro que abrirá en León, y otros dos en los que trabajan actualmente, uno en la localidad soriana de Ágreda, cuya obra ya está licitada y adjudicada, y un segundo en Valladolid.

María González acudió a la provincia burgalesa para visitar este nuevo centro, que ha supuesto una inversión de 1,2 millones de euros para el Ejecutivo autonómico y comenzará a funcionar “en breve”. La nueva infraestructura dará servicio a los 72 kilómetros del tramo comprendido entre Carrión de los Condes (León) y Burgos. Según indicó la consejera durante sus declaraciones ante los medios, actualmente está también en ejecución “muy avanzada” un nuevo centro para el tramo entre León y Carrión de los Condes, de 84 kilómetros, que estará operativo en las próximas semanas, y que se ubica en la localidad leonesa de Bercianos del Real Camino. Su construcción se ha llevado a cabo con un “presupuesto similar” al invertido en el centro burgalés.

González Corral aseguró que para su Consejería este nuevo centro de conservación supone “un paso más” en el objetivo marcado por la Junta de “dar respuesta” a las necesidades que la red autonómica de carreteras requiere. Subrayó así que seguirán trabajando para lograr que el estado de las carreteras garantice unas “adecuadas condiciones de vialidad y seguridad”, de forma especial en periodos de climatología adversa, mediante trabajos de conservación y explotación ordinarios y de obras de refuerzo y renovación de firmes, “siempre con el objetivo final de facilitar y favorecer la movilidad y el intercambio en una Comunidad tan extensa y dispersa como la nuestra”.

En esta línea, destacó la “apuesta” del Ejecutivo por la “vertebración” de las carreteras de Castilla y León, que cuentan con 11.500 kilómetros de carreteras, lo que supone la “mayor extensión” del país. Por su parte, el alcalde de Sasamón (Burgos), presente durante esta visita, agradeció a la Junta su inversión en este centro, que supondrá un "desarrollo" para la comarca y el municipio de Sasamón, dado que creará una serie de puestos de trabajo y "animará a futuras empresas y empresarios" a hacer una inversión en la zona. 

Centro con un "novedoso" sistema de seguridad

El Centro Olmillos de Sasamón se compone de tres partes: un edificio para oficinas y servicios de personal; una nave de almacenamiento de vehículos, acopios y herramientas; y un conjunto formado por un almacén de fundentes y los servicios generales del centro, además de la urbanización de parcelas donde se ubican las instalaciones.

El edificio cuenta con 524,50 metros cuadrados y dispone de dos plantas. La estancia baja está destinada a servicios de personal y control de accesos, mientras que la primera planta alberga el área administrativa del centro. La nave de almacenamiento de vehículos, acopios y herramientas, instalada de modo contiguo al edificio principal, cuenta con una superficie de 1.160 metros cuadrados. El almacén de fundentes y los servicios general del centro, instalado en una nave abierta de hormigón blanco, destinada al almacenamiento de sal de mina y marina, contará con una superficie útil de 459 metros cuadrados.

Asimismo, según indicó la consejera, este nuevo espacio de la A-231, cuenta con un “novedoso” sistema de seguridad, fruto de un convenio establecido con la Dirección General de Tráfico (DGT), que permite que la autovía disponga de 18 nuevas cámaras de vigilancia, cuyo control se realizará desde los dos centros de conservación, así como desde la propia DGT. Estas cámaras se suman a las siete ya existentes de la DGT, con la novedad de que se conexión se realizará mediante fibra óptica. Esto permitirá conocer en tiempo real las incidencias y la situación de la autovía, mejorando así la seguridad vial, tal y como aseguró González Corral. A preguntas de los medios, especificaron que solo tendrán acceso a estas cámaras la DGT y los dos centros de conservación.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído