La mañana de este martes, 8 de diciembre, ha estado marcada por una espectacular persecución de la Guardia Civil por la carretera A-62. Los agentes se encontraban patrullando en Aldehuela de la Bóveda cuando han observado el coche del conductor, conocido por reincidir en el delito de conducir sin carné.

Al observar a los agentes, el conductor kamikaze ha pisado el acelerador y ha dado pie a la persecusión que ha llegado a alcanzar los 35 kilómetros. Finalmente, y tras pedir refuerzos, la Guardia Civil, junto con sus compañeros de la Policía Nacional, ha conseguido darle alcance en la entrada de Salamanca, en el barrio de Buenos Aires.

El conductor ha sido finalmente arrestado por cometer un delito contra la seguridad vial.

Archivado en:

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído