Las cuatro vacunas que se incorporan al calendario vacunal a lo largo de toda la vida 2023

“Es muy importante seguir trabajando en la incorporación de nuevas vacunas porque no solo ayudan a vivir mejor sino que también salvan vidas”

0 Comentarios

Un chico recibe una vacuna. EP
Un chico recibe una vacuna. EP

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunció este lunes la incorporación de cuatro nuevas vacunas al 'Calendario vacunal a lo largo de toda la vida 2023': frente al herpes zóster a mayores de 60 años, al virus del papiloma humano en niños a partir de 12 años y la gripe y meningitis B para población infantil.

Así lo comunicó en la rueda de prensa posterior al Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (Cisns) celebrado de forma presencial en la Asamblea de Extremadura en Mérida (Badajoz), donde estuvo acompañada por el consejero de Sanidad y Servicios Sociales extremeño, José María Vergeles.

Durante su intervención, Darias informó de la aprobación del 'Calendario vacunal a lo largo de toda la vida para el año 2023'. “Es muy importante seguir trabajando en la incorporación de nuevas vacunas porque no solo ayudan a vivir mejor sino que también salvan vidas”.

De hecho, se han incorporado a este calendario cuatro vacunas. En primer lugar, “la recomendación de vacunar de forma sistemática a la población infantil frente a la enfermedad meningocócica invasiva debido a su gravedad y secuelas de la misma. Las comunidades autónomas irán incorporando antes de acabar el año 2024 esta vacunación contra la meningitis B a los dos, cuatro y 12 de meses de edad”.

También se recomienda la administración de dos dosis de esta vacuna a personas de riesgo no vacunadas. Del mismo modo, “se incorpora la vacunación antigripal de la población infantil entre seis y 59 meses de edad para el próximo año”.

Herpes Zóster

También se incorpora a este calendario la del herpes zóster a mayores de 65 años y “de forma progresiva se podrán incorporar cohortes de entre 66 y 80 años comenzando por la población de más de 80, que siempre son los grupos más vulnerables”. A esto añadió que “el herpes zóster es una enfermedad prevalente y con mayor incidencia a partir de los 50 años, sobre todo en mujeres”.

Del mismo modo se incorpora la vacuna frente al virus del papiloma humano a los niños a partir de los 12 años, al igual que se hace hoy con las niñas, con una pauta de vacunación de dos dosis aplicables en un intervalo de dos meses. En cuanto a la situación epidemiológica de la COVID-19, Darias remarcó que “es de estabilidad”. De hecho, “su incidencia se mantiene estable desde septiembre de este año. Hoy su incidencia en mayores de 60 años es de 156 casos por 100.000 habitantes a 14 días”.

Vacunación frente a la gripe

Una estabilidad que, según la ministra, se refleja en la ocupación hospitalaria y camas UCI. “Del 46 por ciento de los pacientes ingresados por infecciones en cuidados intensivos, el 54 por ciento lo son por covid y el resto con covid”.

De las enfermedades respiratorias agudas, actualmente la covid-19 representa un 11,6 por ciento, mientras que la gripe y el virus sincitial representan el 25,8 y el nueve por ciento, respectivamente. Por ello, Carolina Darias insistió “en la importancia de la vacunación frente a la gripe”.

Además, el Cisns aprobó las Normas de Certificación del Programa de Optimización del Uso de Antibióticos tanto hospitalario como comunitario. “Tanto el Ministerio como las comunidades autónomas tenemos un compromiso claro con la promoción de un uso racional de los antibióticos porque la resistencia antimicrobiana causa miles de muertes al año”.

Menos antibióticos

Por lo tanto, “pretendemos la reducción del uso de antibióticos y para ello se acaba de actualizar el Plan Nacional de Resistencia a Antibióticos (PRAN). Desde el año 2014 se registró una disminución de este consumo de antibióticos en salud humana del 25 por ciento y en un 62 por ciento en el consumo veterinario. Somos uno de los países de la Unión Europea con mayor reducción del consumo de antibióticos”, puntualizó.

Por otro lado, Sanidad y comunidades autónomas abordaron el impacto de la COVID-19 en la prevención y control del cáncer en el Sistema Nacional de Salud. “Este estudio compara el año 2019 con el 2020, el tiempo más duro de la pandemia”. “Ya sabíamos que hubo afección en la vida de todos nosotros y en el SNS, lo que supuso una reducción de diagnósticos positivos de neoplasias como de cribados pero una vez superada ha habido una recuperación muy importante de las pruebas de cribado”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído