El Gobierno reforzará las medidas de prevención de la violencia de género sobre los agresores reincidentes, el 20% del total en Castilla y León

La Comunidad inicia 2023 con 18 mujeres en “riesgo alto” por lo que la delegada del Gobierno exige a la Junta que “cese en los discursos negacionistas” porque es necesaria “la unidad” para acabar con esta lacra

0 Comentarios

Virginia Barcones convoca a los cuerpos policiales y la Unidad de Violencia sobre la mujer para analizar los asesinatos machistas cometidos en la Comunidad. ICAL
Virginia Barcones convoca a los cuerpos policiales y la Unidad de Violencia sobre la mujer para analizar los asesinatos machistas cometidos en la Comunidad. ICAL

El Gobierno de España, a través de los cuerpos policiales y las Unidades de Violencia sobre la Mujer de Castilla y León, reforzará las medidas de seguridad y prevención de la violencia de género sobre los 745 agresores reincidentes de la Comunidad, que han agredido a más de una mujer, y que suponen el 20 por ciento del total de los agresores que se tienen en el sistema.

Así lo anunció hoy la delegada del Gobierno, Virginia Barcones, a la vez que alertaba sobre la existencia de 18 mujeres en “riesgo alto” en la Comunidad, por lo que exigió a la Junta de Castilla y León que “cese en los discurso negacionistas” porque es necesaria “la unidad” para acabar con esta lacra.

Lo hizo tras la reunión mantenida con los cuerpos policiales y la responsable de la Unidad de Violencia sobre la Mujer para analizar los asesinatos machistas cometidos en la Comunidad, donde reconoció la preocupación existente por “los casos resistente y la plurivictimización”, ante los que se van a asumir “cambios y mejoras a nivel asistencial, judicial y policial” desde los “recursos técnicos y humanos muy especializados” con los que cuenta el Gobierno en la Comunidad.

En esa dirección, además, apuntó las próximas reuniones que tendrán lugar con las Policías Locales de la Comunidad y con la Fiscalía para ver “las medidas que corresponden a esta última” de cara a proteger a las más de 5.000 víctimas denunciantes que tiene al año Castilla y León, que además en 2022 acumuló “más de un centenar de casos de riesgo extremo” y 48 víctimas menores de 18 años.

Por ello, reiteró la necesidad de “no dar ni un solo paso atrás en la lucha contra la violencia de género”, rechazando “los mensajes negacionistas, que hacen muchísimo daño”, así como los “dobles discursos” de los que acusó al conjunto de la Junta de Castilla y León con los que “no sé si son conscientes del año que hacen a las más de 5.000 víctimas anuales que denuncian violencia de género en Castilla y León, y a todas esas víctimas silencionsas que no han podido dar ese paso de denunciar”.

“Necesitamos firmeza y unidad”, recalcó la delegada del Gobierno, apuntando que “el Pacto de Estado de 2017 es el camino” pero que Castilla y León “está siendo demasiadas veces noticia por cosas muy peligrosas para las mujeres y para su seguridad”, reiterando su petición a la Junta para “volver al sentido común y a la unidad con un mensaje firme contra los agresores y de protección a las víctimas”.

230 agentes dedicados “en exclusiva”

De hecho, la propia delegada reconoció que la lucha contra la violencia de género “no es un reto fácil y no se puede combatir con una sola medida ni desde una sola institución”, tras un año en el que Castilla y León sufrió tres asesinatos confirmados por violencia de género en Soria, Valladolid y Palencia y, en los últimos 15 días, tres feminicidios en Soria, León y Salamanca.

“Muchas vidas truncadas por la decisión de un hombre”, lamentó Barcones, quien enmarcó en ese sentido la reunión de hoy para “analizar la actuación policial e institucional y extraer ámbitos de mejora” para reforzar y poner en marcha “medidas de protección de la víctima y actuaciones de prevención de seguridad sobre el posible agresor”.

La conclusión principal obtenida es que desde el Gobierno y las fuerzas de seguridad deben “estar del lado de las víctimas” reforzando los mecanismos para “llegar a ellas y que se sientan seguras” de cara a encontrar la vía de escape para formalizar la denuncia, “única salida” según Barcones, que por ello lanzó un mensaje a las víctimas para que “ante los primeros indicios, den el paso de la denuncia, porque no hay que callar ni aguantar”.

Y es que, según la delegada del Gobierno, la denuncia es “la puerta de salida y la única solución para recuperar su vida”. Lanzó así el mismo mensaje al conjunto de la sociedad para que “se denuncie si se conoce cualquier caso de violencia machista”, y apuntó que estos mensajes también se reforzarán tanto desde las instituciones del Estado como desde los cuerpos policiales, que trabajarán asimismo en “la detección precoz que nos permita protegerlas y prevenir situaciones de riesgo” incrementando la comunicación con las mujeres víctimas de violencia de género.

A ello ayudará, según explicó la delegada, el incremento de los efectivos tanto en el conjunto de la Policía Nacional y la Guardia Civil en Castilla y León, donde recientemente se llegó al objetivo de superar los 10.000 agentes en la Comunidad, como en las unidades específicas de lucha contra la violencia de género, que desde 2018 cuentan con 20 efectivos más en la Policía Nacional y 63 en la Guardia Civil para un total de 230 agentes dedicados “en exclusiva a la protección policial de las víctimas de violencia de género”. Un número que, según Barcones, “se seguirá incrementando”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído