Investigan a un hombre por matar a dos perros de caza y tirarlos al río Duero

Le consideran autor de un delito de maltrato animal, ya que los canes presentaban heridas de bala

4 Comentarios

 Seprona 2 (Copy)
Seprona 2 (Copy)

La Guardia Civil de Soria investiga a un vecino de la capital al que considera autor de un delito de maltrato animal, por las muertes de dos perros de caza que fueron hallados flotando en las aguas del río Duero. 

La investigación se inició pasado 1 de septiembre, cuando un vecino puso en conocimiento del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) el hallazgo de los cadáveres de dos perros flotando en el río a su paso por el paraje ‘Valhondo’, dentro del término municipal de Soria.

Hasta este lugar los agentes y sacaron los cadáveres de las aguas del río. Posteriormente, con veterinarios del Colegio Facultativo de Soria, se realizó una inspección de los cadáveres de los perros, en la que se pudo observar que ambos presentaban heridas por arma de fuego. En concreto, según el calibre de los cartuchos encontrados, pudiera tratarse de una escopeta de caza.

Los agentes iniciaron la localización del propietario de los animales con el fin de poder esclarecer los hechos e identificar al autor o autores. Se comprobó que uno de los perros tenía insertado el ‘microchip’ de identificación por lo que pudo localizarse al propietario.

Éste manifestó que, en el mes de junio, había cedido ese perro a otra persona, la cual no habría realizado el cambio de titularidad. Efectuadas las correspondientes investigaciones, se localizó a la persona a la que se le había cedido el perro identificado.

Ante la existencia de diferentes indicios, se procedió a tomar manifestación a esta persona en calidad de investigado como supuesto autor de los hechos.

Tras ello se inició las correspondientes diligencias judiciales, que fueron remitidas al Decanato del partido judicial de Soria y copia a la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Soria.

Así mismo, la patrulla del Seprona que ha actuado denunció a la persona investigada ante el Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, por varias infracciones a las normativas sobre protección de animales de compañía y de sanidad animal.

Las personas que realicen este tipo de delitos pueden enfrentarse a penas de tres meses y un día a un año de prisión e inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído