Junta y Gobierno ponen todos sus recursos coordinados al servicio de la ciudadanía ante la campaña de vialidad invernal

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta y la delegada del Gobierno asumen con sus equipos la responsabilidad conjunta de afrontar de forma coordinada, y con el resto de administraciones con competencias en materia vial, las inclemencias meteorológicas en las carreteras de la Comunidad Autónoma, en garantía de la seguridad vial durante episodios climatológicos adversos

0 Comentarios

Suárez Quiñones y Virginia Barcones
Suárez Quiñones y Virginia Barcones

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez Quiñones, y la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, acompañados de sus respectivos equipos, sellaron un año más el compromiso de coordinar sus recursos al servicio de la ciudadanía ante la campaña de vialidad invernal 2021-2022, que ha comenzado este año antes del cambio estacional, con varios episodios de nieve en las últimas semanas, especialmente durante la borrasca Arwen, el último fin de semana de noviembre. Una coordinación que se extiende a las demás administraciones con competencia en materia vial.

Los representantes del Gobierno de España y del Gobierno Autonómico han compartido, durante un encuentro de trabajo, los medios humanos y materiales disponibles para el trabajo conjunto en los próximos meses, en base a los principios de cooperación, coordinación y comunicación que posibilitarán, una campaña más, la respuesta más rápida y eficiente a las situaciones de alerta o emergencia que puedan afectar a las vías de la Comunidad Autónoma, tanto de titularidad estatal como autonómica, o provinciales y locales.

De igual forma, Barcones y Suárez-Quiñones han destacado la importancia de la labor preventiva durante estos meses de invierno, en un territorio en el que la climatología es especialmente exigente y puede provocar circunstancias complicadas para quienes lo transitan.

Protocolos de coordinación conjunta

Ambos responsables institucionales han recordado los protocolos de actuación conjunta, coordinados a través del PLANCAL (Plan de Protección Civil de Castilla y León), y la actividad del Centro de Coordinación de Emergencias y 112 de la Junta, cuyo objetivo final es garantizar la seguridad y el movimiento de personas y mercancías por carretera en situaciones meteorológicas adversas, previniendo, por ejemplo, la formación de placas de hielo sobre las calzadas cuando se esperen heladas o llevando a cabo la retirada de nieve para minimizar las perturbaciones al tránsito de vehículos, organizando el embolsamiento de camiones en zonas previstas para ello en caso de necesidad, o atendiendo logísticamente a los usuarios de las vías.

La delegada del Gobierno ha recordado, a este respecto, la importantísima labor en este trabajo preventivo tanto de la Agencia Estatal de Meteorología, a través de sus predicciones meteorológicas, como de las Demarcaciones de Carreteras del Estado, en la limpieza de vías, y la planificación de zonas de embolsamiento o itinerarios alternativos en las que participa la Dirección General de Tráfico, así como los avisos a la ciudadanía que difunde Protección Civil.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, por su parte, ha destacado, además de la importancia de la actuación integral de todas las administraciones, imprescindible para proporcionar una adecuada asistencia y protección ciudadana, la impagable labor de los voluntarios de protección civil que año tras año se suman a los efectivos de prevención de las sucesivas campañas invernales.

La colaboración y coordinación se extiende en todas las provincias, con el trabajo conjunto de las Delegaciones Territoriales de la Junta, las Subdelegaciones del Gobierno y la relación de estas con las Diputaciones Provinciales, Mancomunidades y municipios respectivos, en una trabajo conjunto, todos a una, a favor de la seguridad, prevención y atención a la ciudadanía ante estos fenómenos.

Medios de la Administración General del Estado

Además de los cerca de 3.500 efectivos que forman parte del dispositivo de la Administración General del Estado (1.500 agentes de Guardia Civil, personal de Demarcaciones de Carreteras, -en torno a 1.200-, UME -500-, y profesionales de los Comités Ejecutivos de Emergencias, Centro de Control de Tráfico y Agencia Estatal de Meteorología), se incrementa en dos el número de máquinas quitanieves, hasta las 435.

A ello hay que añadir los 330 depósitos y silos con capacidad para almacenar casi 90.000 toneladas de sal, fundentes y salmuera, y las decenas de plantas para su fabricación a lo largo de toda la Comunidad Autónoma.

La delegada del Gobierno ha destacado la participación en la campaña, en caso de ser necesario, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, especialmente el Sector de Tráfico de la Guardia Civil, Defensa o la UME, que en alguna ocasión, ya en las últimas semanas, se ha movilizado para rescatar a viajeros atrapados en puertos de montaña, o para procurar ayuda logística y salvamento en comunidades autónomas vecinas durante las riadas provocadas por el deshielo.

Pero, sobre todo, Virginia Barcones ha tenido un recuerdo especial para todos los efectivos del Centro de Gestión de Tráfico Norte, que coordina y vigila las carreteras no sólo de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, sino también las de Asturias y Cantabria, que realizan un “trabajo fuera de serie desde su sala de pantallas” y que son “el corazón del operativo”, así como para los trabajadores de las Demarcaciones de Carreteras y los agentes del Sector de Tráfico de la Guardia Civil, “a quienes vemos, campaña tras campaña, y ya hemos visto este último mes, realizando su trabajo en condiciones climatológicas complicadísimas, y sin quebrarse”, dijo, “mostrando la cara más visible de lo que es el servicio público”.

Medios de la Comunidad Autónoma

La Campaña de Riesgos Invernales 2021-2022, que coordina la Junta de Castilla y León a través del PLANCAL, ha incrementado ligeramente su operativo respecto de los efectivos del año pasado: cuenta con 1.387 profesionales (del área de carreteras, del área de medio ambiente: agentes medioambientales…) y 2.641 voluntarios de 119 asociaciones y agrupaciones de Protección Civil que actualmente hay en Castilla y León. A ello hay que añadir los medios materiales, 146 máquinas quitanieves, 134 almacenes de fundentes propios, autobombas y otros vehículos y maquinaria. Este dispositivo se complementa con las dotaciones del Gobierno y de las diputaciones provinciales y ayuntamientos, todos con una clara vocación de colaboración y coordinación para reducir el tiempo de atención y respuesta, garantizando una actuación eficaz ante cualquier incidente.

El dispositivo cuenta también con la colaboración de las empresas de suministros y prestación de servicios básicos, como energía eléctrica, agua, gas, combustible, telefonía, autopistas y transportes, entre otros, todo ello bajo la coordinación del Centro de Coordinación de Emergencias de Castilla y León 1-1-2.

“El objetivo de la campaña es la prevención y actuación integral ante riesgos invernales en la Comunidad, asociados a fenómenos meteorológicos adversos, en particular las nevadas, así como proporcionar una adecuada asistencia y protección ciudadana mediante la adopción de medidas de respuesta que minimicen los efectos negativos que puedan producirse, lo que precisa maximizar la coordinación”, ha señalado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, con la máxima de “garantizar la coordinación y colaboración en todos los ámbitos que pueden verse afectados, desde la atención sanitaria, el suministro de las empresas proveedoras de servicios básicos o la vialidad de las carreteras, así como para la coordinación de todos los servicios de emergencias de las distintas administraciones (estatal, autonómica, provincial y local) de acuerdo al Plan Territorial de Protección Civil de la Junta de Castilla y León”, ha recordado Juan Carlos Suárez-Quiñones.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído