Mañueco defiende unos fondos europeos de reconstrucción como elemento de concordia y reclama que no sean un cheque en blanco para el Gobierno

El presidente de la Junta también aboga por reforzar el modelo autonómico ante los que apuestan por la ruptura y también ante los que “quieren enviar las autonomías al desván de la historia”

0 Comentarios

Alfonso Fernández Mañueco. ICAL
Alfonso Fernández Mañueco. ICAL

El presidente de la Junta de Castilla y León y del PP de la Comunidad, Alfonso Fernández Mañueco defendió hoy en Ávila que los fondos europeos para la recuperación económica deben ser un “elemento de concordia y no de discordia”, a la vez que advirtió que no son un cheque en blanco del presidente del Gobierno para hacer con ellos con “lo que le parezca oportuno”.

Mañueco, que realizó estas declaraciones en una jornada de preparación de la Convención del PP que se celebrará el próximo otoño y en la que también participó el presidente nacional de la formación, Pablo Casado, también abogó por “reforzar y defender el modelo autonómico desde la solidaridad y la cohesión territorial”, y “tanto por exceso como por defecto”, ante los que “quieren pasar por encima del modelo constitucional y apuestan por la ruptura” y también ante los que “quieren hacer una tabla rasa y enviar a las autonomías al desván de la historia”. “Los unos y los otros nos alejan de la concordia, la unidad y el progreso”, subrayó el presidente, quien añadió que “somos más los que defendemos la Constitución, el Estado de Derecho y la democracia” y los que “vamos a luchar sin descanso, y por el camino de la concordia, para cambiar aquello que no nos gusta y lo que vemos en el día a día en el Gobierno de Sánchez”.

El presidente de la Junta terminó su intervención por la línea que había marcado previamente Adolfo Suárez Illana en su defensa de la concordia, el patriotismo y la Constitución no como vaguedades, sino como algo “práctico de la política” para poder “aprender del pasado” y “modificar el rumbo”. Así, el hijo del ex presidente destacó “el patriotismo bien entendido” como “el revestido del profundo respeto al diferente”, el cual “no es mi enemigo sino mi complementario”, y habló de que la concordia “no se impone jamás”, sino que se “construye con el esfuerzo de todos y el ejemplo propio”. 

En la jornada también se oyeron las reflexiones de los exministros Ignacio Camuñas y dArias Salgado, quienes dieron por hecho que Casado será “el próximo presidente del Gobierno” y al que le auguraron una “etapa de muchas dificultades”.

El primero abogó por el fin de la Ley de Memoria Histórica, a su juicio “un ataque frontal a la concordia”, y por “consolidar la Monarquía para poder consolidar la Constitución”, y le pidió a Casado “bajar el diapasón” del ambiente en el Congreso, al considerar que es momento de “acabar con lo de los enemigos y volver a los adversarios políticos” porque “el país lo reclama”, dijo.

Arias Salgado, por su parte, advirtió del peligro “en ciernes de una ruptura que no afecta directamente al texto constitucional pero que sí está empezando a afectar por la vía indirecta como las leyes orgánicas”, a su juicio una “estrategia del Gobierno de bloques que aspira a seguir gobernando con el apoyo de los nacionalistas”. Ante esto, dijo, “no hay más solución que prepararse a fondo para las elecciones, movilizar lo movilizable porque si no hay mejora en el centro-derecha van a seguir gobernando y el pacto del 78 va a quedar completamente desnaturalizado”, declaró.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído