La oposición afronta el pleno presupuestario con "cero esperanza" para sus enmiendas y el PP mantiene la mano tendida

Rosa Rubio califica de “incomprensible” que se rechacen propuestas razonable y Ángel Ibáñez afea iniciativas repetidas y la falta de “sensibilidad y complicidad” de los socialistas

3 Comentarios

Votación en las Cortes de Castilla y León
Votación en las Cortes de Castilla y León

La oposición parlamentaria afronta el pleno de presupuestos, que arranca este jueves, con “cero esperanza”, “pesimismo” y con el temor de que los socios mayoritarios apliquen “el rodillo y la apisonadora” con sus enmiendas a las primeras cuentas presentadas por el equipo de gobierno de PP y Vox, mientras que los ‘populares’ mantienen “la mano tendida” hasta el último momento.

El pleno monográfico de presupuestos, que cierra este periodo de sesiones en las Cortes, debatirá 2.129 enmiendas vivas de los grupos de la oposición, quienes expresan su “decepción” porque ninguna de ellas viera luz verde en la tramitación ante la Comisión de Economía y Hacienda. Las cuentas llegan a su recta final con solo una enmienda de Ciudadanos aceptada, la relativa a igualar los salarios de altos cargos y directivos del sector público, y las 34 firmadas por PP y Vox.

Este es el escenario previo del que se presenta como el pleno más importante del año, con unas cuentas récord de 13.809 millones, según expusieron, en declaraciones a Ical, Rosa Rubio (PSOE), Luis Mariano Santos (UPL), Ángel Ceña (Soria Ya), Pablo Fernández (Podemos), Francisco Igea (Ciudadanos), Pedro Pascual (Por Ávila) y Ángel Ibáñez (PP).

El parlamentario popular afirma que los presupuestos son “muy positivos” y “se contraponen con el efecto negativo” de los estatales en su reducción de las inversiones para la Comunidad, mientras que en los autonómicos crecen en todas las provincias. Ibáñez avanza que ese será un hilo argumental que van a manifestar los procuradores de su grupo en sus réplicas a las enmiendas de la oposición.

No tiene esa opinión la socialista Rosa Rubio, que subraya cómo el presupuesto “no se acomoda” a la situación económica en un escenario que apunta a una recesión a final de año o primer trimestre del próximo. Se detiene la procuradora en el “sesgo de Vox”, ante un “Mañueco rendido”, al recoger por primera vez una partida (500.000 euros) para la violencia intrafamiliar, “renegar” de la Agenda 2030 o eliminar ayudas a los sindicatos, que tienen una “contraprestación” en programas de empleo. Rubio va más allá y afirma que “un presidente responsable se llevaría las cuentas a casa y las rehacería”, en referencia a una previsión económica superada por datos que han empeorado en la recta final del año.

“Sería pretencioso afirmar que las cuentas son perfectas, pero son sobresalientes”, dice Ibáñez, que resalta el incremento de la inversión, la mejora de los servicios públicos, el esfuerzo con el mundo rural y el avance en rebajas fiscales.

“Es un presupuesto récord, pero no perfecto, no sería el presupuesto del PSOE”, afirma la socialista, que subraya que el 92 por ciento son ingresos exógenos y solo el 8 por ciento propios, rechaza que la rebaja fiscal sea lineal y no progresiva, duda de que sirvan para luchar contra la despoblación y lamenta que las consejerías sociales crezcan un 5 por ciento cuando los recursos del modelo de financiación lo hacen en un 25 por ciento.

Negociación

PP y Vox han pedido a UPL-Soria Ya que les presenten sus prioridades. “Es el momento de estudio”, explica Ángel Ibáñez, que no descarta incorporar alguna de sus enmiendas, pero tampoco prejuzga que sea así, mientras recalca que afrontan este pleno con “mano tendida”, si bien reconoce que solo han pedido propuestas a leonesistas y sorianos.

En este sentido, Ángel Ceña (Soria Ya), formación nueva en las Cortes que vive su primer pleno de presupuestos, afirma que las 15 prioridades enviadas a los grupos que sustentan el gobierno recogen algunas que llevó el PP en su programa. Tras expresar su “decepción” por el rechazo de sus 123 enmiendas en la Comisión, confía en llegar a algún acuerdo. “Todas las enmiendas son correctas, no hemos cometido ningún error” en su redacción, sostiene.

“Hemos hablado, pero no soy optimista, la negociación no es fluida”, afirma Luis Mariano Santos, tras reconocer que se les ha pedido que establezcan prioridades, aunque ve “poco proclives” a PP y Vox. “Es un poco triste, hemos presentado 405 enmiendas, pero lo intentaremos hasta el final”, señala, aunque expresa también el temor a que el pleno se convierta en “la nueva apisonadora” de los socios mayoritarios. De ser así, considera que sería “decepcionante” porque los presupuestos “son muy mejorables”.

Rosa Rubio califica de “incomprensible” que se desestimen enmiendas positivas y sin ideologías -mantienen 1.008- como bonificar tasas ganaderas, a los transportistas, la fiscalidad diferenciada en zonas despobladas o los libros de texto. “No vemos ninguna disposición en PP y Vox; hemos visto desidia de Vox al defender por qué se rechazan las enmiendas, si siquiera agotaban los tiempos, pero con el consentimiento del PP”, observa.

El popular corrobora la sensación de la socialista al manifestar que “no es probable” que asuman enmiendas de este grupo. Como razones: que en su mayoría se han presentado en ejercicios anteriores y la falta de “sensibilidad y complicidad” de diputados y senadores socialistas ante las enmiendas del PP al recorte de inversiones estatales en Castilla y León.

Tampoco tendrán cabida ninguna de las 304 enmiendas de Pablo Fernández (Unidas Podemos), aunque el procurador lo espera y no tiene “ninguna esperanza” ya que no le han pedido nada ni hablado con él. Ve el pleno como “el rodillo PP-Vox despreciando las enmiendas de la oposición”, en su caso por ser de Unidas Podemos.

Así, sostiene que muchas de las enmiendas carecen de componente ideológico y solo pretenden mejorar los presupuestos y favorecer a los castellanos y leoneses. “Se vuelve a evidenciar que Mañueco es un mentiroso patológico y que su oferta de mano tendida era una patraña”, censura.

Igualmente, se quedarán por el camino las 227 enmiendas de Ciudadanos, aunque una fuera aceptada en Comisión. “Es el no por el no, porque lo dices tu”, lamenta Francisco Igea, que tampoco ve ninguna predisposición en ambos socios y afirma que centrará sus esfuerzos en que, al menos, se apruebe la relativa a enfermos de ELA. Sin embargo, Ibáñez explica que es un asunto resuelto en la respuesta que le dio en el último pleno de las Cortes la consejera de Familia, Isabel Blanco, a su pregunta, donde se refirió a un mecanismo de atención superior a los mil euros solicitados por Cs.

El pesimismo sigue cuando se pregunta al procurador de Por Ávila, Pedro Pascual, con quien sí se negoció el pasado año los fallidos presupuestos por el adelanto electoral. “No tengo ninguna esperanza y no han dejado abierto nada”. “Ninguna disposición ni por parte de PP ni Vox”. “No me han pedido ningún documento ni hablado de nada”, explica, para indicar que ve el pleno “como un mero trámite”.

PP y Vox suman mayoría, pero les gustaría contar con el apoyo de algún grupo más. “Sería una buena noticia”, dice Ángel Ibáñez, que afirma que ambos grupos tienen una posición única ante las enmiendas de la oposición, si bien también asegura que lo más importante es que el 1 de enero entren en vigor unos presupuestos que no duda en calificar de “sobresalientes”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído