Vázquez se marca un año para mejorar la herramienta de historia clínica en los hospitales

Sin fecha, otra medida “prioritaria” será desarrollar la historia clínica electrónica única

0 Comentarios

Alejandro Vázquez. ICAL
Alejandro Vázquez. ICAL

El consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, y su equipo, todos clínicos, se han marcado un año, "y si puede ser menos mejor", para perfeccionar la herramienta de gestión de historia clínica en los hospitales, conocida como Jimena, dado que ellos mismos ‘han sufrido’ su complejidad y sus dificultades. El consejero reconoce que tanto este programa informático como el más conocido de Medora, que opera en Atención Primaria no facilitan el trabajo de los profesionales y por ello los someterán a una transformación importante que debe concluir con el desarrollo de una historia clínica electrónica única, accesible desde ambos sistemas y de fácil usabilidad desde cualquier punto de la Comunidad, un paso que la Consejería considera "prioritario".

“El tiempo médico y de enfermería es lo que da valor a la asistencia. Si yo estoy mirando una pantalla o abriendo pantallas, no miro al paciente, que se queja de eso”, explica, como médico y usuario de esta herramienta.

La Consejería trabaja en aprovechar los dos sistemas y transformar la manera en cómo se accede y cómo gestiona la información el programa. También, se bajara la posibilidad de implementar herramientas dentro del sistema que hagan más accesible la información a los profesionales y les facilite el trabajo.

Sanidad trabajará de forma paralela en la historia clínica electrónica única, aún sin fecha. De modo inmediato, completará la implantación de la historia clínica electrónica en todos los hospitales y su interconexión con la historia clínica de Atención Primaria. Entre los objetivos, también está el desarrollo de la historia clínica electrónica de emergencias, integrada con los sistemas de Atención Primaria y Hospitalaria.

Mayor accesibilidad

La historia clínica electrónica además de mejorar y facilitar el trabajo de los profesionales, permite acercar la sanidad a los ciudadanos y favorecer la accesibilidad al sistema sanitario. Este conjunto de herramientas de carácter tecnológico contribuyen tanto a la mejora de la accesibilidad de los pacientes a la asistencia sanitaria y aumentan la eficiencia de los recursos sanitarios, garantizando la seguridad y la calidad asistencial.

Así, en Atención Primaria se desarrolla a través de Medora, una herramienta de trabajo para los profesionales que participan en el proceso asistencial que integra toda la información clínica. Por su parte, en Atención Especializada se aplica a través de Jimena, que consiste en un navegador asistencial, editor de informes clínicos, digitalización de historia en soporte papel, prescripción, explotación de datos e integración con los principales sistemas departamentales de gestión de pacientes, enfermería, radiología o análisis clínicos.

El último objetivo, es lograr la interconexión de estas dos historias y que sean accesibles desde cualquier centro sanitario de la red de Sacyl, con independencia de la provincia en la que viva el paciente.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído