El joven diestro salmantino Manuel Diosleguarde vio la cara negra de la moneda pese a cortar tres orejas durante la tarde del pasado domingo, 29 de agosto, en la plaza de toros de Cuéllar (Segovia) donde se encerraba con toros de la ganadería de Cebada Gago junto a Morenito de Aranda y el sevillano Pepe Moral. 

Fue en el último toro cuando entrando a matar, y después de haber logrado una faena “de gloria”, según destaca el portal taurino ‘Mundotoro’ se produjo la fatídica tragedia donde el de Cebada Gago enganchó con violencia el muslo izquierdo de Diosleguarde manteniendo varios minutos en las alturas zarandeándolo.

Fruto de la cornada, el salmantino fue conducido rápidamente a la enfermería donde pudieron estabilizarlo antes de ser trasladado al Hospital de Valladolid. Allí estaba ella, Marta Pérez, su ángel de la guarda, y la de muchos zamoranos, junto con todo el equipo. 

La vallisoletana, que ejerce en Zamora y en cirugía taurina desde 2006, pudo hacer lo posible para estabilizar el diestro antes de ser trasladado al centro vallisoletano   donde fue intervenido durante seis horas, de una cornada de 25 cm, teniendo la arteria y la vena femoral partida, además de grandes destrozos en el muslo, según confirma ‘Mundotoro’. 

El torero se encuentra despierto desde el pasado lunes, siendo consciente de todo lo ocurrido y estable tras la gravedad de la cornada.

 

El equipo de la cirujana Marta Pérez López recibe una ovación del público tras salvar la vida ayer a Manuel Diosleguarde. Sensibilidad del aficionado de Cuéllar reconociendo el buen trabajo que se realizó en la enfermería antes de derivarse al Clínico de Valladolid. Minutos clave.

Posted by Todos a los Toros on Monday, August 29, 2022

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído