El cantante zamorano Luis Pencho, ahora comandará su propia orquesta: “Tengo muchas ganas de que en España se pronuncie más el nombre de ‘Suavecito’”

“Va a ser un cambio duro, ahora voy a comérmelo todo, tanto lo bueno como lo malo”

Carlos García

0 Comentarios

Luis Pencho
Luis Pencho

Luis Pencho es uno de los cantantes de orquestas más reconocidos por la comarca de Benavente y Los Valles. Este zamorano, tras cinco años con su anterior orquesta, Radar, ha dado un paso más y se ha embarcado recientemente en su proyecto más ambicioso. La orquesta gallega Suavecito lo ha elegido para tomar el timón y llevarla lo más lejos posible. Es consciente del aumento de trabajo y de responsabilidad que le acarreará, pero también del enorme salto en su carrera que da aceptando una oportunidad que no ha querido dejar escapar.

¿Cómo es el proceso de dejar Radar y cómo explicarías tu llegada a Suavecito?

Bueno, pues cubrí un cupo, digamos, he estado cinco años y tocaba crecer. Y la oferta de Suavecito era muy buena. Voy a ser el encargado de una orquesta montada, que funciona, que tiene nombre y sigue la misma línea de las verbenas, pero en Galicia. Yo me encargo de todo, de ver quién entra y quién sale, qué repertorio se hace, qué espectáculo, qué vestuario… El sheriff, pero sin que la orquesta sea mía. Es un paso grande, pero muy contento.

Para quien no la conozca, ¿cómo es la Orquesta Suavecito?

Es una orquesta mítica. El director que ha estado hasta ahora se retira con 71 años, y entendió que con esa edad no conectaba con la juventud y que necesitaba alguien para actualizar la orquesta.

¿Cómo llegaron a ti?

En círculos cerrados, la gente se enteró de que no iba a continuar con Radar y empezaron a llover las llamadas. Y esta fue la que más me gustó. Casi siempre la gente te tantea. Cuando ya te conocen en el mundo de las orquestas, desde mayo o agosto ya te empiezan a preguntar qué vas a hacer el año que viene y cosas así.

¿Ha sido duro el cambio?

Lo será. Antes la responsabilidad recaía en otro. A mí me dicen lo que tengo que hacer y lo potencio todo lo que puedo. Ahora voy a comérmelo yo todo y decidirlo todo, con todo lo bueno y con todo lo malo, sobre todo lo bueno. Y lo bueno es que todas las ideas que quiera llevar a cabo, las puedo hacer, todo el espectáculo lo voy a llevar como a mí me guste, dentro de lo que cabe, claro está, que todavía hay gente por encima de mí. Pero vamos, que va a ser mi espectáculo, mi orquesta.

Aunque vaya a ser mucho más trabajo y mucha más responsabilidad, supongo que estarás muy ilusionado ante esta nueva etapa. ¿Hay muchas ganas de que vuelva la temporada de verbenas y comenzar a rodar con este nuevo proyecto?

Hombre, por Dios, a tope. A tope. Estoy encantado. Me ha cogido Carlos Mariano y me ha dicho: “¿Ves mi orquesta? Para ti”. Y él está a tope conmigo y yo estoy a tope con él. Con muchas ganas de llevar la orquesta lo más lejos posible y a ver si en Galicia y en España se empieza a pronunciar más alto el nombre de ‘Suavecito’.

¿Cuál es el siguiente paso?

Pues la semana que viene me voy para allá, para empezar a preparar grabaciones en la tele, videoclips, a grabar un disco y la de Dios. En Galicia es bastante normal que las orquestas graben su repertorio y hagan discos. Aunque a día de hoy los discos no venden mucho, allí se sigue haciendo. Y si no, lo grabas en pincho para que lo pongan en la radio o en las entrevistas. Vamos a hacer de todo.

¿Alguna cosa que puedas adelantar sobre el espectáculo que se nos avecina?

No te puedo adelantar nada. Porque tiene que ser un bombazo. Tiene que ser cuando salgamos y queremos que sea un poco sorpresa. Digamos que el encanto está en la expectación. Después de tantos años con la misma dirección, con su propia personalidad, ahora cambia el ‘cabeza de cartel’, el capitán, y esa incertidumbre juega a nuestro favor.

¿El aumento de trabajo y de responsabilidades restará tiempo a tus actuaciones esporádicas en solitario?

En Castilla y León sí. En Galicia va a aumentar. Como sigo siendo de aquí, voy a seguir estando aquí. Y allí en Galicia se lleva mucho lo de ir tocando por los bares, así que, si no estoy encima del escenario con la orquesta, estaré en un bar tocando con la guitarra.

¿Echarás de menos seguir funcionando por los pueblos de Zamora?

Hombre voy a echar de menos a mi tuna, que la tengo muy abandonada. Y a la gente y al pueblo pues también, claro, pero solo en temporada. El resto del tiempo estaré aquí.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído