VÍDEO | El cortejo fúnebre de Ramón Álvarez

El Santo Entierro acoge la primera y la última obra del imaginero zamorano que dio realce a la Semana Santa de la capital

Real Cofradía del Santo Entierro 2022. Foto María Lorenzo (1)
Real Cofradía del Santo Entierro 2022. Foto María Lorenzo (1)

Zamora está de entierro. Santo Entierro. Un cortejo fúnebre por las calles de la ciudad con toda la sociedad mostrando sus respetos al Cristo fallecido. Lo hace con música de Chopin, con el Dolor de una Madre, con Soledad, con Mater Mea. Lo hace con la gubia de Benlliure, de Garrós y sobre todo de Ramón Álvarez.

Un joven imaginero de Coreses que talló un Descendimiento, un adulto creador que consiguió poner encabritado al caballo de Longinos; una figura para el recuerdo que da sus últimos golpes de gubia para una Virgen de los Clavos.

Cortejo solemne de lágrimas de María Magdalena, de San Juan y la Virgen, de volver desde el sepulcro. Entierro de terciopelo negro puro. Luto completo en la ciudad.

Santa Urna que vela el cuerpo sin vida de Jesús que ha tenido entre sus manos María con toda su Piedad. Cristo de la Urna de un Luis Álvarez Duarte que verá desde arriba a su creación.

Tarde de meriendas en la Catedral para reponer fuerzas en el cortejo antes de dejar al Jesús muerto en manos de su madre de las Angustias.

GALERÍA | Pincha aquí para ver la galería de la Real Cofradía del San Entierro

Real Cofradía del Santo Entierro

 


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído