Cuatro siglos de devoción zamorana a la Virgen del Tránsito

Durante todo este año se está celebrando el cuarto centenario de la Virgen del Tránsito de Zamora y desde este lunes se puede disfrutar en el Palacio de la Encarnación de una exposición monográfica. 

 IMG 3196 (Copy)
IMG 3196 (Copy)

En Zamora se venera una imagen de la Virgen dormida que Sor Ana de la Cruz, abadesa del convento del Corpus Christi en 1618, mandó realizar a semejanza de aquella que se veneraba en su convento de Gandía. La Virgen, una imagen venerada en la clausura del convento, ganó devoción popular a partir de la segunda mitad del siglo XVIII, momento en el que la virgen es trasladada a la capilla que actualmente configura el coro bajo de las monjas, y se abre una ventana para que los fieles pudieran venerarla.

En 1899, formando parte del proceso de promoción llevado a cabo durante el episcopologio de D. Tomás Belestá y Cambeses, se reformará todo el ábside para construir un nuevo camarín, al que será elevada la imagen. La devoción a la imagen crecerá a lo largo del siglo XX, motivo por el cual ha llevado a que se considere, de forma popular, patrona de la diócesis de Zamora, sin que este patronazgo se haya formalizado nunca de forma oficial.

Es por ello que en este 2019, con motivo de la conmemoración del 400 aniversario, el Palacio de la Encarnación acoge una nueva exposición que aúna los cuatro siglos de devoción. En esta nueva muestra los visitantes podrán ver elementos nunca expuestos al público. Uno de ellos es el baúl de vestidos de la Virgen que perteneció a una dama de Margarita de Austria y debido a su clausura se conserva en perfecto estado.

La muestra ha sido inaugurada este lunes por Francisco Iglesias, comisionario de la muestra junto con José Ángel Rivera de las Heras y Bernardo Medina. Iglesias ha destaco el carácter inédito de esta exposición donde se pueden contemplar los escritos en los que queda patente la llegada de las Clarisas Descalzas a Zamora, así como los milagros y leyendas que giran en torno a esta imagen tan venerada.

La muestra se divide en siete capítulos. La llegada de las Clarisas Descalzas a Zamora, la aparición de la Virgen del Tránsito, el milagro de las manos de la Virgen, las salidas procesionales, el patrimonio con el ropero y el joyero y la devoción y su relación con los fieles.

Estos últimos también son parte importante de la exposición puesto que las donaciones de joyas realizadas a las Virgen durante tantos siglos de devoción también pueden verse. Los trajes de la Virgen del Tránsito es otro de los atractivos de esta muerta que permanecerá abierta en el Palacio de la Encarnación.

IMG 3155 (Copy)


IMG 3165 (Copy)


IMG 3178 (Copy)


IMG 3176 (Copy)


IMG 3180 (Copy)


IMG 3183 (Copy)


IMG 3171 (Copy)




Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído