ENTREVISTA | Robe Iniesta, que este viernes trae Mayéutica a Zamora: "Si puedo, voy a cantar hasta que me muera"

El artista extremeño confiesa encontrarse con fuerza para afrontar una potente gira: “Ahora es el momento de darlo todo”

Javier S. Fraile | Salamanca24horas

13 Comentarios

Robe. Dromedario Records
Robe. Dromedario Records

No es fácil llevar toda una vida musical en lo más alto de la ola, pero más difícil aún es reconvertirte, decidir emprender una carrera en solitario y seguir cosechando éxitos y colgando el cartel de no hay billetes. Robe Iniesta llega por primera vez a Zamora en solitario para presentar su último trabajo, Mayéutica, después de decidir salir a la carretera dejando atrás la gira de despedida de Extremoduro. En una entrevista a Salamanca24horas, ya avanzaba hace unos días algunas sorpresas, cuenta cómo se siente con los 60 y asegura que no quiere ni oír hablar de la jubilación.

-Hay mucha gente que ha crecido y que incluso se ha criado con tu voz, es un poco como el telediario, Robe siempre ha estado allí ¿Alguna vez piensas en la repercusión que tienes en la vida de la gente con tus canciones?

Hombre, no te puedes tampoco flipar mucho con eso. Bueno, uno quiere tener repercusión, pero no puede pensar mucho en eso y no meterse presión a la hora de decir según qué cosas.

-Empezando con humildad, la que siempre te ha caracterizado

Humildad tampoco, pero quiero decir que tú tampoco puedes meterte presión pensando que las cosas que haces son demasiado importantes y que a la hora de componer tengas que hacer una super gran obra. Te lo tienes que tomar un poco más natural y más relajado.

-Las nuevas músicas y las modas como el reggaetón, el trap… esta música de postproducción que triunfa entre los jóvenes ¿Crees que la juventud se engancha a las canciones de Robe?

Buenos yo en los conciertos sí que veo gente joven, además gente bastante joven y me gusta mucho. No sé, tampoco la música que hago es un tipo de música para mayorías, los chavales, pues van un poco por modas oyendo unas músicas y otras. Sin embargo, si que veo gente joven a la que le gusta el rock y la música un poco diferente.

-De la primera gira ‘Ahora es el momento’ a ‘Ahora es cuando’ ¿Ahora es cuándo qué?

Es por todo un poco, porque la primera parte fue un poco como todos retenidos y ahora es cuando es el momento de darlo todo. Ahora es cuando significa hablar del momento decisivo dentro de un proceso y el proceso es la vida. Lo que tenemos que hacer es vivir el presente y por eso un poco la gira habla de eso.

Ahora es el momento, ahora es cuando. Eso te lleva a cuando estás en el concierto y cuando estés allí, es cuando hay que vivirlo.

-Llegas para presentar las letras y la música de Mayéutica, que ya vio la luz con una primera gira, ¿fue como esperabas? ¿Te sorprendió colgar el cartel de completo casi al instante de sacar las entradas a la venta?

Bueno, eso también era porque era en sitios pequeños, no eran sitios muy grandes y sí que tuvo muy buena aceptación.

Fue todo un poco sorprenderte porque desde el primer momento no sabíamos muy bien qué iba a pasar, como iban a ser los conciertos… A mí me da mal rollo lo de toda la gente sentada y todo eso, pero al final fue mejor de lo que yo tenía pensando. La gente disfrutó mucho y fueron conciertos con mucha emoción y con muy buen rollo, la gente se supo adaptar y disfrutar de lo que teníamos en ese momento.

-Si hablamos que te había sorprendido la aceptación de la gira, ¿te ha sorprendido el buen recibimiento de Mayéutica?

Es un disco que me sigue sorprendiendo, la verdad. Lo tocamos en directo y da gusto tocarlo y da gusto ver a la gente y a nosotros tocar el tema porque nos encanta. Me sigue sorprendiendo el tema cada día y lo seguimos tocando en directo y cogiendo muy buenas vibraciones con él.

-Hablamos de Mayéutica que fue creado antes de la pandemia, pero hay otro trabajo en preparación ¿Estás en un buen momento de inspiración?

Sí, la verdad que sí. Yo creo que todo lo que pasó el año pasado, el confinamiento, la pandemia… creo que vino muy mal para algunos aspectos, como los conciertos en directo y todo eso, pero yo creo que a nivel de creación y de creador tuvo que ser un momento bueno y creo que eso se vivirá ahora.

 Viviremos un tiempo con muchas cosas nuevas y con gente sacando muchas canciones y no solo en la música, sino en todas las artes. Yo creo que todo el que podía trabajar en casa, todos los creadores, pues ha sido un momento en el que pasaban muchas cosas fueras y eso creas que no te mueve la cabeza. Creo que eso se notará este año, creo que se notará esa riqueza.

-De ese nuevo disco que está en preparación, ¿sabemos cuándo podrá ver la luz?

La idea es meternos en el local de ensayos el año que viene. Acabar esta gira en noviembre, descansar unos meses y meternos con él y sacarlo, pues… como a final de 2023 o algo así.

-En pleno confinamiento nos regalaste una canción (‘Yo me quedo contigo aquí’), ¿la tendremos en el nuevo disco o solo fue un regalo para los fans en ese momento de inspiración?

Solo fue un regalo (se ríe) y la verdad que no hemos vuelto a enredar con ella. Se quedó un poco ahí y no sé, a lo mejor si no la hubiera sacado la seguiría trabajando, pero se quedó ahí. A parte de esas tengo más canciones, bastantes más.

-Lo que sí habéis presentado justo antes de la gira es un nuevo single, ‘Ininteligible’, una canción con una letra que deja un poco claro que estás orgulloso del camino personal hasta ahora y que queda Robe para rato…

Espero que sí, hombre. Que quede Robe para rato. Yo no pienso en esas cosas, que me preguntan ahora con esto de cumplir sesenta años… Son cosas en las que no pienso, no pienso si me voy a jubilar, ¡no! Yo quiero seguir haciendo esto y bueno, pues los directos son más exigentes, pero también, aunque deje de tocar en directo, puedo seguir componiendo y haciendo cosas. Es algo en lo que no pienso, no obstante, voy a seguir ‘pa’ lante’ y cuando no tienes canciones es cuando la cosa se pone más fea, pero teniendo material nuevo para hacer… Viene el viento de cara, hombre.

-¿Se podría decir que Robe va a cantar hasta que se muera?

Hombre, pues si puedo sí, claro.

-Me hablabas de los 60 años y que te habían preguntado mucho, eso del salir, beber y el rollo de siempre ha cambiado ya para Robe, ¿tiene otras preferencias con la edad? (se ríe a la vez)

Hombre, a ti qué te parece, sino no estaría aquí. Cada momento te hace hacer unas cosas, eso es lo normal

-¿De vuelta a la gira, los conciertos de esta segunda parte seguirán la estructura de los primeros?

Habrá sorpresas y habrá un cambio de repertorio, pero la estructura no va a cambiar. Va a haber dos partes, como casi siempre de toda la vida, una primera parte un poquito más suave, para ir tomando contacto, y luego un descansito para poner todos los pies en el suelo y para poder beber, mear y todas esas cosas… Para coger Mayéutica ahí con más empuje y luego una segunda parte con más marcha, eso no va a cambiar.

También habrá sorpresas y canciones distintas, pero lo que pasa es que tampoco hay que mirarlo mucho en internet, porque no se puede sorprender totalmente todos los días. Entonces si miras en internet que temas estamos tocando… pues pierdes un poco la sorpresa y yo creo que la sorpresa tiene que estar también ahí, jugar su papel.

-Ya que has sacado el tema de internet, esto de ir con el móvil a grabar un concierto, ¿qué te parece?

A mí me parece una sandez. Lo que pasa es que ya no quiero cabrearme con la gente con los teléfonos. El otro día sí que tuve que dar un toque porque estaban con ‘palo selfie’, eso ya no puede ser. Tirarte tres canciones o cuatro seguidas con el ‘palo selfie’ y con el teléfono allí puesto, sin tener en cuenta que detrás de ti hay gente, me parece cosas como que no tendría que estar yo riñendo a la gente de esto, un poco de sentido común.

Una cosa es grabar un poquito con el móvil pa’ enseñarlo a los colegas y otra cosa es ir al concierto a no disfrutar y estar allí grabando para luego verlo en el puto móvil en casa. Son cosas que no se entienden, hay que saber disfrutar y vivir el momento. Una cosa es hacer una foto o coger un trocito de vídeo y otra cosa es parecer un poseído con el puto móvil. No puede ser, joder, hay que tener dos dedos de frente. El otro día lo tuve que decir, es que lo del ‘palo selfie’, me quedé… menos mal que ha puesto en el ‘palo selfie’ un teléfono y no un iPad.

-Sobre la banda, un grupo de ‘artistazos’ de los que te has rodeado, donde también se ve un buen rollo entre vosotros ¿Eso quiere decir que no solo larga vida a Robe, sino a ‘Los Robe’ como han empezado a llamaros los fans?

¡Ojalá! De eso se trata. Si a mí me gusta lo que estamos haciendo, precisamente, es por el buen punto que tenemos y la compenetración que hay. Si una banda lleva tocando mucho tiempo y tiene buenas vibraciones y ganas de trabajar, pues todo va creciendo y te vas conociendo más, así es más fácil experimentar con cosas y conseguir nuevas. Estar cambiando de gente, no va mucho conmigo.

-¿No sé si te sigue sorprendiendo cada día más, por ejemplo, la voz de Lorenzo (corista de Robe)?

¡Claro! A mí viene y me dice: - “mira tú haz esto así”, con su voz, y yo le digo: -“pero, ¿tú estás loco o qué?” – “Que sí, que tú ponlo así y hazlo así”, y yo le tengo que contestar “pero, ¿qué dices?” (dice riéndose)

-Volviendo a ti, desde 1983 en el mundo de la música y 1987 en Extremoduro… ¿Cuánto ha cambiado Robe en todo este tiempo?

Puff, qué pregunta. Pues muchísimo, pero bueno, eso es evolucionar. Yo creo que en la música y en la vida es lo que hay que hacer. No entiendo lo de quedarse estático, todo va cambiando. El mundo cambia y todos cambiamos, aunque no cambies, como el mundo sí es cambiante, no cambiar es quedarse estancado, no avanzar. Yo creo que siempre hay que avanzar y en la vida igual que en la música.

Avanzar, experimentar, probar otras cosas, músicas distintas, probar maneras distintas de hacer las cosas… A mí eso me encanta y evolucionar musicalmente… pues claro, ha habido una evolución en letras y en música y en todo. Porque sino creo que sería todo un poco falsete, me parece a mí.

-Hablando del pasado, si el Robe de ahora pudiera hablar con el Robe de antaño, ¿le diría que cambiara algo?

Hay que aprender de los errores y de las experiencias, somos quienes somos por nuestros aciertos y nuestros errores. Hay que vivir la vida y vivir los errores y ser consciente y aprender de ellos. Decir es que me arrepiento, bueno… es que arrepentirse es tan fácil, pero hay que vivir la vida y hay que equivocarse.

-Sobre la gira cancelada de Extremoduro, hace poco has reconocido en una entrevista que la promotora te ha denunciado ¿Cómo está esto ahora mismo?

Eso está en el juzgado. Me demandaron por las quejas y las críticas que hice de ellos y su gestión con la devolución de las entradas, pero eso no es que lo diga yo, es que FACUA, por ejemplo, también les denunció por entorpecer el reembolso de las entradas, precisamente. Bueno, pues no se les ha ocurrido otra cosa que ponerme una demanda de tres millones de euros.

-Entonces, ¿te han demandado por decir la verdad?

Puff, parece que sí, si eres una multinacional parece que sí puedes demandar por decir la verdad.

 


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído