Desde Zamora hasta las antípodas. El Festival Internacional de Folklore clausuró ayer una nueva edición marcada por la “altísima calidad” de todos los grupos participantes, según reconocía Antonio Martín, director artístico de Don Sancho. 

Tras la apertura de folklore zamorano y la segunda jornada protagonizada por el Ballet Argentino de Córdoba; este domingo el grupo indonesio Angsala Prabala cerraba la última gala con una actuación que no dejó indiferente a nadie, tal y como avanzó el presentador de la velada, Pedro Barrio. Jotas, muñeiras y bailes de boda gallegos del grupo Tequexetéldere abrieron la gala que también contó con las seguidillas y danzas de paloteo por parte de la formación abulense de Urdimbre. 

“La clausura ha sido espectacular, los grupos asiáticos tienen otra expresividad, otra gestualidad, otro lenguaje de moverse corporalmente y comunicarse con la gente”, valoraba Antonio Martín. “Luego esto es como los colores, a cada uno le habrá gustado más un grupo u otro pero todos han sido de una calidad altísima y el público lo ha valorado, ha sido un festivalazo. Esperamos que esto no sea flor de un día y se afiance como una cita internacional del folklore”, concluía. En la misma línea, Barrio despedía la gala aseverando que Zamora será conocida como la ciudad del románico pero que "también podría ser conocida como la ciudad del folklore”. 

Desde la organización quisieron recordar los agradecimientos a las instituciones y entidades que han hecho posible un año más el encuentro: Diputación de Zamora, Junta de Castilla y León, Caja Rural y Ayuntamiento de Zamora, con agradecimiento especial a María Eugenia Cabezas, concejala de Cultura. Un reconocimiento que se hacía extensible al Museo Etnográfico y a toda la “red humana de voluntarios”, imprescindibles para el correcto desarrollo del festival. 


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído