Los otros creyentes

Según el Observatorio del Pluralismo Religioso en España, Zamora cuenta con veinticuatro lugares de culto, diez de ellos repartidos por la provincia y otros catorce en la capital. Por confesiones, los evangélicos predominan sobre los adeptos a otras minorías religiosas que también tienen cabida como los ortodoxos, los musulmanes, los testigos de Jehová, los anglicanos o los mormones.

 Los otros creyentes
Los otros creyentes

En una ciudad tan semanasantera como Zamora, no todos sienten la misma Pasión o, al menos, no todos rezan al mismo Dios. Según el directorio de lugares de culto del Observatorio del Pluralismo Religioso en España, en la provincia conviven de forma pacífica evangélicos, testigos de Jehová, musulmanes, ortodoxos, mormones y anglicanos.

Los datos que recoge este informe proceden de tres fuentes: el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, actualizado a fecha de 1 de diciembre de 2016, las investigaciones promovidas por la Fundación Pluralismo y Convivencia, y la información aportada por los representantes de estas comunidades religiosas.

Así, según este estudio, la Iglesia Evangélica Filadelfia prevalece sobre el resto de comunidades, como la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones), de la que encontramos un único lugar de culto en Benavente; o la Iglesia Española Reformada Episcopal (anglicanos), cuyo único testimonio en la provincia se ubica en la localidad de Villaescusa. 

 

 

Pero, “¿quiénes forman parte de estas confesiones?, ¿desde cuándo hay protestantes en nuestra provincia?, ¿cuáles son las diferencias entre las comunidades evangélicas?, ¿hay grupos esotéricos?, ¿a qué se dedican?”. Todas estas preguntas fueron planteadas y respondidas por los hermanos David y Luis Santamaría del Río en su libro ‘Los otros creyentes. El hecho religioso no católico en la provincia de Zamora’. 

Publicado bajo el sello de la editorial Semuret en 2011, el trabajo fue realizado gracias a una beca de investigación otorgada por el Instituto de Estudios Zamoranos ‘Florián de Ocampo’ y en él se recogen los orígenes de las distintas doctrinas así como sus creencias y las características de sus ritos. 

“La presencia e influencia de la Iglesia católica en nuestra provincia es innegable, y no solo dan razón de ellas las estadísticas de personas, instituciones e inmuebles, sino también la profunda identidad cristiana de las costumbres y rasgos culturales propios, además de muchas manifestaciones sociales y culturales que, aunque secularizadas, tienen una clara impronta confesional”, reza el comienzo del libro. 

Según Luis Santamaría del Río, las primeras creencias en convivir con el catolicismo en Zamora fueron el judaísmo y el islam “con presencia importante en la Edad Media”. Sin embargo, para encontrar las primeras noticias relacionadas con los Testigos de Jehová hubo que esperar hasta 1928, año en el que “el testigo misionero inglés Cooke predicó por las principales calles de Zamora capital” y en 1972 se inauguró el primer Salón del Reino en la Calle Balborraz, trasladado años más tarde a la Rúa de los Francos, donde se ubica en la actualidad. 

Por otra parte, los investigadores fechan los orígenes de la Iglesia Evangélica de Filadelfia en Zamora en torno a los años sesenta y cinco y setenta, “por medio de la predicación de varios gitanos convertidos al Evangelio durante su estancia en Francia por motivos laborales”. Asimismo, los autores justifican la presencia del Islam en la provincia a la inmigración por motivos laborales en la década de los setenta. 

 


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído