La sentida carta a los Reyes Magos del obispo de Zamora

La carta del obispo de Zamora a Sus Majestades de Oriente.

El obispo de Zamora, Fernando Valera, en un momento de la eucaristía
El obispo de Zamora, Fernando Valera, en un momento de la eucaristía

El obispo de Zamora, Fernando Valera ha querido aprovechar su carta a los Reyes Magos para pedir por todos los zamoranos que puedan convivir en una amistad social, además de consuelo para quellos que sufren las consecuencias de la pandemia. 

"Queridos Reyes Magos...". Así arrancan millones de cartas que en las últimas semanas, han recibido los Magos de Oriente. Antes de que nos visiten esta noche, teólogos, religiosos, obispos, cardenales y responsables de instituciones cívicas de la Iglesia española han querido enviar su particular 'Carta a los Reyes' y, de paso, también a la sociedad, y a la propia Iglesia.


Estas fueron las preguntas:

¿Qué le pides a los Reyes este año para la Iglesia y la sociedad (hasta tres presentes)?
¿Qué puedes regalar a la Iglesia y a este mundo en 2022?
Y éstas, las respuestas:

Fernando Valera, obispo de Zamora


Pido una Iglesia sinodal, donde caminemos juntos y vivamos en comunión y anuncio del Evangelio, donde se comparta el misterio profundo de Dios y amemos y sirvamos de corazón

1. Queridos Reyes Magos, sé que siempre sois generosos y que me ofrecéis más regalos de los que merezco. Pero aquí van mis tres peticiones (ya sabéis que tendréis paja y cebada para los camellos y dulces de las monjas de Zamora con un chupito):

1) Pido una mirada de fe ante la realidad, que mire como Jesús, que sea una participación en su modo de ver (cf. LF, 18). Una mirada humilde, sencilla, esperanzada, llena de alegría.

2) Pido para la sociedad de la Diócesis de Zamora un camino de “amistad social”. Construir lazos de encuentro y proyectos comunes para servir a todos, especialmente a los pobres y a todos los que están sufriendo las consecuencias del COVID-19.

3) Pido una Iglesia sinodal, donde caminemos juntos y vivamos en comunión y anuncio del Evangelio, donde se comparta el misterio profundo de Dios y amemos y sirvamos de corazón.

2. Quiero regalar mi persona y ministerio a los demás. No me pertenezco. Soy de Cristo y de la Iglesia y en esta experiencia “permanecer en su amor, haciendo una entrega total de mi propia vida. Quiero escuchar el latido profundo de tantas personas y ponerme a caminar con ellos anunciando la Buena Noticia de Jesús a los pobres.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído