Teo Hernando: "Mi trabajo es que los que lleguen después tengan la economía saneada, el patrimonio al día y el camino mucho más fácil"

Tras ser reelegido este sábado como presidente de la Cofradía de la Vera Cruz, Teo Hernando valoraba la situación y explicaba los proyectos que quiere llevar a cabo en los próximos años.

Elecciones a la Vera Cruz
Elecciones a la Vera Cruz

¿Qué valoración hace tras los resultados de este sábado?

Con derecho a voto hay actualmente alrededor de 2.500 hermanos. Teniendo en cuenta que más de la mitad de los hermanos viven fuera de Zamora, las fechas que son y que solo hay un candidato, que voten más del 10% lo consideramos un éxito.

A modo personal, hace cuatro años fueron 154 votos a favor y 24 nulos, que es el miedo que tenía porque había una candidatura hasta minutos antes de las elecciones y tenía la incertidumbre de cuánto voto nulo habría y se ha demostrado que 20 votos nulos en cuatro años demuestran que la gestión es aprobada por la mayoría de los hermanos.

¿Cómo ve los votos en blanco?

Los interpreto como un incentivo a convencer más a la gente y trabajar mucho más. Lo considero mucho más un incentivo que un voto de castigo. Hay que entender que la unanimidad no es buena, siempre hay que tener distintos puntos de vista como incentivo para trabajar más. Hace cuatro años, con cien votos menos, hubo 24 en blanco; este año con 100 votos más hay solo 20. Consideramos que los hermanos están aprobando nuestra manera de trabajar.

¿Cuáles son los proyectos en los que van a trabajar estos próximos años?

La Vera Cruz, ahora que tenemos un poco de solvencia económica ahora que hemos acabado con la hipoteca, tenemos que tratar de coger los proyectos que se había quedado un poquito estancados con el COVID: reformar las estructuras de los pasos a hombro, que ya han cumplido su cometido; recuperar los faroles que tenían a principios del siglo XX todos nuestros pasos; el proyecto estrella que es el más difícil por tema económico que es hacer la mesa nueva de El Prendimiento y es mi espinita de estos últimos años que por dinero no se ha podido llevar a cabo; queremos seguir modernizando la Cofradía de la Vera Cruz con una nueva aplicación móvil; queremos seguir aumentando nuestra labor social; y colaborar con el resto de entidades y cofradías para que la Semana Santa de Zamora llegue a buen puerto.

¿Cómo valora los dos años de parón a causa del COVID-19?

Hay días que piensas una cosa y otros otra. Hay días que piensas que todos tienen muchas ganas de coger la Semana Santa pero también tenemos la incertidumbre de gente que haya descubierto que te puedes ir a Benidorm y no pasa nada. El 2022 quizá no sea el mejor año para valorar porque entendemos que todavía hay miedo al bicho, a ver si salimos, espero que sí, pero después de haber tenido esta Navidad con la incidencia que hay… Pero las autoridades sanitarias nos dirán lo que hay.

En tres, cuatro años será el momento para valorar si esto se ha estancado o tiro para otro lado. Siempre hemos considerado que tiene que haber muchos más hermanos, siempre hemos dicho que somos el mejor día y la mejor hora, y somos la cofradía que tenemos que buscar un aumento de hermanos, que con ello conseguimos estar ahora con alrededor de los 2.500 hermanos con derecho a voto, aunque hay mucho niño. Hemos conseguido demostrar que somos la cofradía de los niños.

¿Han contado con un gran número de bajas a causa de la pandemia?

No. Ha habido fallecimientos, pero somos de las pocas cofradías que han pasado las cuotas estos dos años y se han pagado con normalidad. Bajas ha habido las normales de todos los años, alrededor de 15 o 20 como el resto de años.

¿Están trabajando de cara a la Semana Santa 2022?

Si tuviéramos que salir mañana, saldríamos. Las bandas están apalabradas y el equipo de organización son unos fenómenos, tienen todo preparado. Si tuviéramos que salir mañana, habría procesión. Esta es nuestra labor, tenemos que trabajar como si hubiese procesión el Jueves Santo y si luego no hay, pues bueno, los contratos con las bandas tendrán que tener alguna cláusula.

¿Cómo se va a trabajar en la modernización de las estructuras?

Eso lo pueden decir mejor los técnicos, nosotros estamos buscando el confort de los hermanos. Ahora estamos con La Dolorosa, el primer paso es la Coronación de espinas que pesa muchísimo y la estructura puede no estar en las mejores condiciones; hubo un tiempo en el que se hizo un arreglo hace quince, veinte años y no funcionó; después iríamos con El lavatorio de los pies que le ocurre lo mismo; y la estructura de El Prendimiento que está fatal. Mi sueño para El Prendimiento es la mesa, pero si no conseguimos llegar a eso, por lo menos la estructura. Esos son los tres pasos más urgentes. Hemos hecho El nazareno y La dolorosa, pero estos tres son los más urgentes.

¿Qué grupo de trabajo va a tener?

Exactamente los mismos que empezamos hace ocho años. Un grupo de trabajo que era muy joven, ahora somos un poco más mayores, pero está Edgar Fernández que tiene 30 años que empezó con 22 y que me gustaría que fuese el próximo presidente.

No voy a modificar estatutos para volverme a presentar, no se pueden cambiar las reglas del partido en el descanso, así que mi trabajo es que los que lleguen después tengan la economía saneada, tengan el patrimonio al día y el camino mucho más fácil que el que tuve hace ocho años.

¿Cómo valora lo ocurrido con Chano Lorenzo?

Cada persona decide hacer lo que quiere. Él firmó el mismo papel que yo hace dos años.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído