El triunfo del Z! Live Rock Fest como ejemplo de cultura segura

El festival Z! Live Rock Fest consiguió hacer enorme su edición en pequeño formato a consecuencia de la crisis sanitaria.

 WhatsApp Image 2020 09 06 at 14.15.41
WhatsApp Image 2020 09 06 at 14.15.41

El auditorio Ruta de la Plata abrió ayer sus puertas al primer festival post pandemia de Zamora. Un reto mayúsculo que se convirtió en un enorme triunfo pese a estar proyectado como una edición de pequeño formato. Centenares de personas se dieron cita para disfrutar de la música en la llamada ‘nueva normalidad’, pero el número de personal al servicio de la seguridad y el buen transcurso del festival fue aún mayor al del público asistente. Pese a que la apertura de puertas estaba fijada para las cuatro de la tarde, la cola ya comenzaba a formarse, con las correspondientes distancias, desde varias horas antes.

Tiempo que se aprovechó para ultimar detalles en el interior del recinto. Acomodadores, camareros en mesa, distancias entre los asientos, mascarilla obligatoria, ¡geles hidroalcohólicos y todo un protocolo de evacuación y control que hicieron del Z!  el ejemplo de la cultura segura para volver a disfrutar de la mejor música para olvidar por un momento la situación que nos rodea.

Los nervios se palpaban en el ambiente ante el inicio de un festival que ha sido reestructurado durante meses para poder sacarlo adelante con un esfuerzo titánico.

Y llegó el momento, los andaluces The Electric Alley fueron los encargados de romper el hielo y las gargantas de los asistentes, agradeciendo la asistencia y el esfuerzo de los organizadores. Un discurso del que también se hizo eco ‘Ópera Magna’, como segundo anfitrión de la tarde. El grupo ‘Dark moor’ llegó en el ecuador de la tarde para seguir avivando la llama del rock-metal como antesala de los ansiados ‘Saurom’ quienes vieron truncado su concierto en el Teatro Principal en marzo con el estallido de la pandemia en España.

Llego la noche, y Saurom hizo acto de presencia con un concierto de hora y media en viaje mágico. Tras ellos, Crisix fueron los encargados de poner el broche final a una noche diferente, en un festival de rock-metal en el que estar sentado era una tortura que se vio paliada por la responsabilidad de todos los asistentes.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído