Jugador polivalente de equipo, con facilidad de lectura y que podrá ocupar diferentes posiciones en los esquemas ofensivos de los zamoranos completa su capacidad ofensiva con su habilidad defensiva e inteligencia sobre la pista.

Con sus 193 centímetros de altura se prevé que pueda disputar minutos tanto de base como escolta, e incluso, Saulo Hernández podría optar por hacerle jugar en la posición de alero en caso de ser necesario.

Una buena noticia para el Club Zamorano que debutará en la categoría LEB Plata el próximo sábado 1 de octubre en el Ángel Nieto, y para el que ya se está ultimando los preparativos para la primera gran fiesta del baloncesto de la temporada, con ‘cheerleaders’, rifa durante el descanso, speaker y animación en la grada.

El otro jugador a prueba, Will Perry, continúa en la disciplina blanquiazul a la espera de tomar una decisión sobre él en los próximos días.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído