Adiós a la élite una década después

Después de habitar entre los mejores equipos de España durante diez años y teniendo incluso una participación en la Copa de la Reina, el Quesos El Pastor confirma su descenso a Liga Femenina 2 tras caer frente a un Valencia Basket que no dio opciones a unas naranjas lastradas por la falta de rotación.

Fran García durante un tiempo muerto
Fran García durante un tiempo muerto

La tendencia negativa ha sido la tónica principal del Quesos El Pastor esta temporada. Afectadas por las lesiones y los cambios en la plantilla durante el transcurso del propio campeonato, las zamoranas se instalaron rápidamente en la cola de la clasificación y empezaron a ver cada vez más alejadas las opciones de mantenerse en una Liga Femenina a la que llegaron hace una década.

Los resultados fueron dejando menos espacio a la esperanza en las últimas semanas, teniendo este sábado definitivamente la cita a vida o muerte frente a un Valencia Basket que quería seguir con opciones de lograr el título de liga. Dos dinámicas totalmente opuestas que se cruzaron en un Ángel Nieto sin público y donde las valencianas dieron la estocada final a una estancia en la élite nacional que llevó incluso al Zamarat a disputar la Copa de la Reina.

La superioridad visitante se hizo patente desde el comienzo. Con doce jugadoras, el Valencia Basket doblaba el número de efectivos de un Quesos El Pastor que tenía fuera a Lizarazu, Okonkwo y Gidden para una jornada de domingo con el titular de ‘final’ en mayúsculas. Algo que hizo mella durante el transcurso de un partido que al final del primer cuarto marchaba con 10-22 en el marcador.

Una renta que no menguó para desgracia de las locales, las cuales se toparon con un juego directo de su rival y buenos lanzamientos desde el exterior que hicieron daño a una defensa que contaba únicamente con Wolf y Faussurier como pívots. Lideradas por Vivians en ataque y dirigidas por Prezelj, el equipo no pudo dar la vuelta a un choque que llegó al descanso con un contundente 21-49 que dejaba cuesta arriba las aspiraciones de salvación zamoranas.

El tercer cuarto mostró una tónica similar. Con Policari ayudando bajo el aro y recogiendo rebotes, Fran García trató de apuntillar un equipo sin rotación. Pese a ello, únicamente hacían daño en ataque de manera esporádica y se encontraban enfrente a un Valencia de transiciones rápidas y que aprovechaba cualquier error para robar y salir al contraataque. Así se llegó al último asalto, con un 32-66 en un Ángel Nieto que veía como su equipo se acercaba al temido descenso.

Vivians golpeaba en ataque, apoyando un juego coral que fue fructificando y dando puntos, pero que no tuvo su recompensa en un partido donde la distancia era demasiada amplia y llegaba a ser de 41-74 a falta de cinco minutos y medio. Las visitantes no levantaron el pie del acelerador y certificaron un triunfo que certificaba el descenso de un CD Zamarat que dice adiós a la élite del baloncesto español tras un 52-78.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído