Antes del empezar el encuentro en el Pabellón de Los Sueños, un hombre de mediana edad, ya entrado en canas, agarraba, junto a una niña rubia con la ilusión marcada en el rostro, un cartel muy colorido con el siguiente mensaje: "San Lorenzo del Escorial con Javier". La pequeña pancarta de ánimo iba dirigida a Grande, el nuevo portero del MMT Seguros. A pesar de ser argentino, el guardameta pistacho cuenta con familia en la Comunidad de Madrid y dos de sus primos pudieron disfrutar por fin, este sábado, de sus paradas decisivas en el triunfo de los zamoranos ante el Balonmano Alcobendas.

No fueron los únicos. Una representación de cerca de setenta aficionados del MMT Seguros vibró, sufrió y saltó de alegría con el triunfo agónico de los pistacho en la localidad madrileña. Como ya es habitual en los últimos desplazamientos, los zamoranos fueron mayoría y animaron, como rezan sus cánticos, con el alma y la garganta al equipo de sus amores.

Ataviados con todo tipo de prendas pistacho, los hinchas del MMT Seguros silenciaron a la grada local y se hicieron oír para hacer sentir a los de García Valiente como en casa. Alcobendas también fue pistacho, en la pista y en las butacas.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído