Alegría en una hinchada que nunca abandonó la élite

La afición del Balonmano Zamora lleva años en la élite de este deporte. Ahora, con el ascenso del equipo a la máxima categoría, ve como el club se pone a la altura de una de las mejores hinchadas de España.

 Alegría en una hinchada que nunca abandonó la élite
Alegría en una hinchada que nunca abandonó la élite

Educados en la derrota y respetuosos en la victoria. La hinchada del MMT Seguros volvió a dar una lección en Palma del Río. En torno a un centenar de aficionados se dieron cita en el pabellón de El Pandero y animaron sin descanso a su equipo pese a la clara inferioridad con la que contaban en las gradas. 

El 0-4 inicial les ayudó a creer y durante algunos compases de la contienda su voz se alzaba sobre las de los enfervorecidos hinchas locales. Los aficionados del equipo pistacho no entraron en ni una sola provocación. El cántico de “Puta Zamora” se repitió hasta la saciedad en la parte más radical de una afición local que nunca desfalleció. 

El arquero Manu López fue el sostén de los ánimos palmeños. La respuesta de Maciel en la otra portería también encorajinaba a la hinchada del BM Zamora. Los nervios invadieron las butacas de todo el pabellón y al final la explosión de júbilo fue para los asientos visitantes. 

Con el bocinazo final, invasión de cancha y celebración conjunta. Porque el Balonmano Zamora es especial. Es una familia unida, un grupo cohesionado, que lucha junto, sufre junto y también disfruta junto. Ahora sí, después de dos temporadas, el equipo regresa a una élite de la que jamás descendió su afición.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído