Un Atlético Benavente enorme somete al filial del FC Barcelona

Malaguti, en el primer minuto del partido, y Sergio Simón, en el último minuto del choque, conseguían las dos dianas que le daban la victoria a su equipo ante el filial azulgrana. El equipo de Chema Sánchez se mostró intratable en el trabajo defensivo y el Barça B fue incapaz de hacer ni una sola diana en La Rosaleda. Al final, un triunfo por 2-0 que permite a los benaventanos arrancar la fase por el ascenso con victoria.

Malaguti celebra el primer gol
Malaguti celebra el primer gol

Arrancaba la segunda parte de la liga para el Atlético Benavente. Una parte del campeonato en la que, con los deberes hechos de la permanencia, el objetivo de los de Chema Sánchez es disfrutar y soñar con un hito histórico para Benavente como sería el ascenso a Primera División. Pero en los equipos de Sánchez, el disfrute y el sueño no está reñido con la competitividad y la intensidad.

El primer rival en pasar por La Rosaleda en esta segunda fase fue el filial del FC Barcelona y pudo comprobar en primera persona la mejor versión del Atlético Benavente. Esa versión que, por culpa del Covid, los de Chema Sánchez no habían podido mostrar en su último mes de competición. Fue un Atlético Benavente solidario en el esfuerzo, intenso, agresivo, en el buen sentido de la palabra, y asfixiante en cada acción. Solo así se podía frenar el talento a raudales de los jóvenes del filial azulgrana.

Bien es cierto que los pupilos de Chema Sánchez se pusieron por delante muy pronto y eso ayudó. Corría el primer minuto de juego cuando una salida de presión acertada de los locales terminaba en las zapatillas de Malaguti en el puesto de pívot. El ariete hizo un movimiento fantástico y soltó un latigazo con la derecha para poner el 1-0. No hubo más goles hasta el descanso, pero sí hubo una disputa colosal entre dos estilos diferentes. Antes del descanso, cada equipo dispuso de un doble penalti, pero en ambos casos los arqueros se impusieron. Dani Simón volvió a estar superlativo en el marco todo el choque.

El paso por vestuarios no cambió un ápice la forma de asumir el partido por parte de ambos. El FC Barcelona B trataba de proponer más juego, pero era incapaz de salir de la maraña defensiva y de las presiones constantes impuestas por los jugadores de Chema Sánchez. Los minutos pasaban, el filial azulgrana no encontraba el camino del gol y el Atlético Benavente esperaba su momento para anotar el gol definitivo.

Se entraba en los instantes finales con ese exiguo 1-0 y el FC Barcelona B apostaba por el portero jugador los dos últimos minutos para quemar naves. Contra todo pronóstico, al Atlético Benavente le quedaba todavía una marcha más en cuanto a intensidad defensiva y se parapetó en torno a su portería para evitar el empate. De hecho, tan buena fue la defensa, que Sergio Simón en una recuperación hacía el definitivo 2-0 a portería vacía desde su campo a falta de doce segundos para el final.

Al final, tres puntos de oro que permiten a los benaventanos degustar el sabor del triunfo más de un mes después y que deja patente que los pupilos de Chema Sánchez no son unos convidados de piedra en la lucha por el ascenso a Primera División.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído