Ávila ‘resucita’ a costa de un inconsistente Caja Rural Virgen de la Concha

Los zamoranos realizaron un mal segundo cuarto, lo que les lastró ya para todo el encuentro ante la incapacidad de mantener una regularidad anotadora. Los abulenses, que llegaban a Zamora con dos derrotas en otros tantos encuentros, se llevaban la victoria del Manuel Camba.

 Virgen de la Concha
Virgen de la Concha

El Caja Rural Virgen de la Concha perdía su primer partido del curso. Los zamoranos recibían este sábado al CB Óbila en el Manuel Camba con la intención de aprovechar el mal inicio liguero de los abulenses, en principio llamados a estar arriba pero que habían arrancado con un mal balance de 0-2. Pero la inconsistencia de los zamoranos les penalizó en exceso.

La salida de los pupilos de Vicente González fue buena, con buenas sensaciones y consiguiendo las primeras ventajas gracias a una buena defensa. Pero poco a poco, esa tensión defensiva fue decayendo y la inoperancia de cara al aro rival quedó patente. Los zamoranos eran incapaces de encontrar el acierto por fuera y tampoco podían imponerse en el juego en la zona. Pese a todo, salían vivos del primer parcial con un parcial de 15-19 gracias a que los últimos minutos volvieron a ajustar la defensa.

El segundo cuarto fue el peor para los locales. González no terminaba de dar con la tecla exacta y los jugadores zamoranos se desesperaban. Un parcial de 0-9 casi de salida de segundo parcial permitió a los abulenses abrir la primera brecha en el marcador. Si bien es cierto que los aurinegros trataron de sobreponerse, la realidad fue que Ávila supo manejar bien la ventaja para llevar el duelo al descanso con un tranquilizador 25-38.

Había que ver si los zamoranos mostrarían su mejor versión en la segunda mitad, como hicieron dos semanas atrás en su debut en casa. Pero estaba claro que no era el día en la anotación de los pupilos de Vicente González. Ávila demostró el porqué es un equipo llamado a estar en la zona media alta de la tabla, con un Pérez Moreno intratable, y seguía abriendo brecha hasta llegar, por momentos, a dominar por veinte puntos en el marcador. A falta de tres minutos para el final del tercer cuarto, el Caja Rural tiró de orgullo para entrar en el parcial decisivo con 41-56.

Eran quince puntos de desventaja y aunque el choque estaba muy complicado, los zamoranos quisieron acabar con buenas sensaciones el partido. Los zamoranos llegaron a ponerse a ocho puntos en el tramo final, pero los esfuerzos de los de Vicente González fueron en vano y terminaron cayendo por 57-69 en un duelo en el que resulta difícil destacar a algún jugador local.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído