El balón parado deja una victoria en un Ruta de la Plata que disfruta de un Zamora dominante en el derbi

La pegada volvió a estar alejada del Zamora en un primer tiempo donde Unionistas supo sacar provecho de uno de sus dos únicos lanzamientos, yéndose al descanso con un 0-1 gracias al gol de Espina. Sin embargo, el empuje local siguió presente y Carlos Ramos y Adri Herrera fueron los artífices de una remontada llegada desde el balón parado, donde los rojiblancos pudieron dar la vuelta al marcador para sumar los tres primeros puntos del 2022.

Carlos Ramos celebra el gol ante el Ruta de la Plata
Carlos Ramos celebra el gol ante el Ruta de la Plata

Año nuevo, vida nueva. El Zamora CF estrenaba 2022 con una incontestable victoria ante Unionistas de Salamanca, único conjunto del grupo que hasta la fecha no había perdido ningún duelo sobre el terreno de juego. Los rojiblancos fueron mejores que su rival en prácticamente todas las facetas, aunque por segundo partido consecutivo la escuadra de Yago Iglesias tuvo que apoyarse en el balón parado para llevarse el duelo. El motivo, que se repiten los problemas de todo el curso: falta de contundencia en área propia, por lo que el rival hace gol en casi cada ocasión que llega, y falta de gol en el área contraria, pese a tener ocasiones.

El balón parado rescató, como en Valladolid, a un Zamora que transmite mejores sensaciones, pero que sigue arrastrando problemas a resolver. Pero mientras se resuelven, bueno es el balón parado y los puntos, que permiten al Zamora alcanzar la última jornada de la primera vuelta a un solo punto de la permanencia, cuando llegó a estar a ocho. Además, con una afición volcada, que se rebeló ante la invasión charra y que celebró la remontada como un título. Porque al final y al cabo, es como si lo fuera. Dado que el Zamora vuelve a tener vida cuando estaba prácticamente desahuciado.

Apostó Yago Iglesias de inicio por Jordan en el lateral, ante las molestias físicas de Parra, con Xisco Campos sentando de nuevo a Piña y acompañando a Cordero, y con Espejo en el lateral zurdo. A partir de ahí, Dani, Carlos y Jorge por dentro creando juego, con Baselga y Navas en los costados, y Adri Herrera arriba. El Zamora entendió pronto que Unionistas llegaba al Ruta de la Plata a esperar, a plantar el equipo en el centro del campo, a juntar mucho las líneas y a esperar a tener una oportunidad. Los primeros disparos fueron para el Zamora, aunque Salva no tenía muchos apuros para interceptarlos.

Unionistas encontró muy pronto el premio a su juego. Corría el cuarto de hora cuando Espina hizo gol en el primer disparo a puerta de su equipo. Un cambio de orientación pilló mal perfilado a Jordan y el centro lateral, tras tocar en Villanueva y una falta abrumadora de contundencia en la zaga local, lo remataba Espina a la media vuelta para hacer el primero de la tarde. El daño pudo ser mayor, ya que en la segunda llegada al área del Zamora, Unionistas estuvo a punto de hacer el segundo. Otra vez falta de contundencia en la defensa y parada estelar de Villanueva a la cepa del poste.

Llegaba el descanso con ese 0-1 en una primera parte en la que el Zamora fue mejor en todo, menos en lo importante, el gol. Los de Yago Iglesias tuvieron acercamientos y tres ocasiones clamorosas: un remate de cabeza de Adri Herrera a la cepa del poste que paró el meta, un disparo a bocajarro de Xisco en un mano a mano que también desvió el arquero y un remate de Javi Navas a portería vacía que se fue rozando el palo.

En la segunda parte esa superioridad del Zamora quedó ligeramente minimizada. No era el Zamora arrollador de la primera mitad, pero no concedía ocasiones. Y curiosamente, cuando más atascado estaba el Zamora llegaba el gol de Carlos Ramos. El zamorano remataba de cabeza en boca de gol un córner magistralmente ejecutado por Jorge Fernández. Era el minuto 15 de la segunda parte y para entonces las fuerzas en las gradas se equilibraban, con una hinchada local que picada con la salmantina empezaba a apretar.

No hubo excesivas ocasiones ni para un equipo ni para otro, en una segunda parte de posesiones pero de muchas imprecisiones en los últimos metros. Ante esa falta de ocasiones, el balón parado quedaba como recurso y el Zamora volvió a aprovecharlo. Saque de falta lateral de Luque y remate con todo de Adri Herrera dentro del área para hacer el segundo y llevar el delirio a la hinchada rojiblanca. Antes, el colegiado había dejado sin señalar un posible penalti por manos de la defensa de Unionistas.

Restaban veinte minutos de encuentro y aunque parecía que el Zamora podía sufrir, la realidad fue que los rojiblancos aguantaron bien los ataques charros, sin exponer en ninguna acción a Jon Villanueva y jugando con el tiempo para terminar ganando por 2-1, remontando por segunda jornada consecutiva, encadenando cuatro partidos seguidos sin perder en liga (dos victorias y dos empates) y quedándose a un punto de la permanencia a una jornada para el final de la primera vuelta.

En la última jornada de la primera parte del campeonato, los de Yago Iglesias deberán visitar al Talavera, rival directo en la lucha por la salvación. Pero antes, fin de semana de descanso.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído