El Balonmano Zamora empieza a carburar pero no encuentra resultados

El equipo de Margareto mostró su mejor imagen en lo que va de pretemporada, realizando un partido de velocidad y transiciones, recordando a los de competición oficial aunque sin fortuna al final

 DSC 0033
DSC 0033

Sigue siendo pretemporada y las sensaciones del último encuentro, frente al Balonmano Soria, no fueron buenas. Y es que, hasta la fecha, el equipo pistacho acumulaba un empate y dos derrotas. Bagaje que los zamoranos demostraron querer cambiar en la visita del UBU San Pablo Burgos al Ángel Nieto.

Los burgaleses volvían a ser el rival de un Rutas del Vino que ya visitó Burgos en su segundo fecha preparatoria. Los de Margareto golpearon primero, acompañando el 1-0 de una gran parada posterior de Guarido. El joven guardameta, solvente en varias acciones, no se dejó achicar y demostró, pese a algunos fallos puntuales y la bajada de tensión en el segundo tiempo, que puede estar con los ‘mayores’.

Cubillas volvió a mostrar su poderío ofensivo, siendo un incordio para el portero rival. Además, el Balonmano Zamora no cejó en su objetivo de mantener la fortaleza defensiva. Así, en un encuentro cargado de ritmo y transiciones, los locales tiraron de pillería demostrándola en acciones como el gol que sellaba el 9-6 en el ecuador del primer tiempo en un error del guardameta burgalés al tratar de pasar el esférico. Pese a todo, el UBU Burgos terminó marchándose al descanso con un resultado a favor de 15-16 tras un par de acciones aisladas en ataque donde la defensa zamorana no estuvo bien.

La vuelta al parqué no dejó a los aficionados, pocos respecto a los habituales debido a las restricciones causadas por el coronavirus, sin poder disfrutar del mismo ritmo competitivo. Antonio puso las tablas en una de las primeras acciones y el equipo se concentró para frenar al rival. Margareto continuó tratando de cambiar cosas, aleccionando a los suyos para que aprovecharan ciertas acciones en transición ofensiva. Retoques obvios de temporada que podrían verse en las próximas fechas y hacer más reconocible el enfoque del nuevo técnico.

El plan funcionó y tras los primeros cinco minutos del segundo tiempo el Rutas del Vino partía con ventaja de dos goles. Segunda parte del encuentro con dos caras. Una primera donde el anfitrión no cedió ningún metro, se plantó en defensa para cerrar las internadas del contrincante y se impuso por puntos e insistencia. Y otra donde el UBU supo aprovechar la mayor parte de sus ataques y defender con superioridad para, a falta de diez minutos, ponerse con 23-26 a favor, que puso ser más de no ser porque en un contraataque lanzaron al palo cuando no había portero.

Pero, como en cualquier partido de liga donde ejercen de local, el Rutas del Vino volvió a responder y repuso las tablas en el marcador a falta de seis minutos y medio. Montaña rusa de emociones y juegos pues, dos minutos después, el San Pablo Burgos volvía a tener una ventaja de dos goles. Cambios en el marcador que no cesaron. Así se llegó al último minuto, con 30-30, y que cambió para el 31-31 final tras un gol del Burgos en los últimos segundos y un gol de Nacho desde los siete metros con el tiempo ya cumplido.

Una cuarta fecha de pretemporada que se salda con nota para un Balonmano Zamora que llegaba con dudas, pero que sale de casa con buenas sensaciones, mejores prestaciones y ritmo de competición a pesar del.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído