El Balonmano Zamora vuelve a caer en la despedida de Iván López

Un BM Nava muy superior no dio opciones a unos locales incapaces de encontrar su juego

Balonmano Zamora   BM Nava  (26)
Balonmano Zamora BM Nava (26)

La despedida de Iván López era la noticia principal de la tarde en el pabellón Ángel Nieto, donde el Balonmano Zamora recibía a un BM Nava al que buscaba tumbar para estrenar su casillero y, además, decir adiós a su entrenador de la mejor manera posible.

Concentrados y apoyados en un buen nivel de Víctor en la portería, los de casa aguantaron el inicio ante unos segovianos duros en defensa. Pero el rival fue capaz de frenar un ataque espeso de los pistachos, incapaces de encontrar espacios y faltos de esa chispa característica. Problemas en ataque que fueron creciendo a favor de un Nava que en 19 minutos firmaba una ventaja de cinco tantos con el 8-13 en el marcador.

Los zamoranos se encontraron entonces en superioridad ante la exclusión de un rival, aprovechando el momento para intentar ataques rápidos y castigar la inferioridad segoviana.

No obstante, los visitantes gestionaron sus posesiones para agotar el máximo tiempo posible y desquiciar a un BM Zamora que siguió cinco abajo. Diferencia cimentada a favor de Nava gracias a un Patotski imperial bajo palos que dejó el resultado en un 14-19 al descanso.

El segundo tiempo arrancó con el gol de Iker para acortar diferencias, aunque la respuesta fue inmediata por parte de un Nava que siguió teniendo a Patotski como gran protagonista. Pero el pabellón Ángel Nieto se calentó por completo a los seis minutos, cuando el colegiado decidió expulsar a Fer ante el asombro de unos asistentes incapaces de entender la decisión.

Los segovianos siguieron demostraron su superioridad sobre el parqué, dejando en nada cualquier intento zamorano por frenar un partido que llegó al ecuador del segundo tiempo con 22-27.

La reacción pistacha sucedió en el momento decisivo, cuando a falta de diez minutos el equipo supo gestionar el ritmo para poner el 24-27 y colocarse a solo tres goles de diferencia. La afición se sumó a la alegría con el penalti de Carró a Guille, el cual sirvió para dejar con uno menos a Nava y poner la distancia en dos goles.

Sin embargo, la alegría duró poco y Nava colocó de nuevo cuatro goles de distancia entre ellos y los zamoranos. Marcador que terminó siendo de 28-34 para desgracia de un Balonmano Zamora que sigue sin conocer la victoria en lo que va de curso.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído