Buen juego y poca puntería de Quesos El Pastor en Girona

Las naranjas tuvieron buenas sensaciones en un encuentro donde las locales pusieron la efectividad anotadora. El Zamarat lo intentó, encontró un buen juego y un buen nivel de su recién llegada Policari, pero se quedó sin premio de cara al aro y lo pagó rápidamente. El segundo tiempo dejó mejores estadísticas de las visitantes en ataque, empatando a puntos en este espacio de tiempo con el rival, pero no les sirvió para recortar a un Girona que venció por 78-56.

 Policari Zamarat
Policari Zamarat

Partido de gran complicación el que se esperaba el Quesos El Pastor en su visita a Girona. El SPAR Girona, uno de los grandes nombres de la liga, llegaba a la cita con un balance de 11-1 que definía su buen hacer sobre la pista en este arranque de temporada.

El Zamarat empezó bien en la pista gerundense. Las naranjas anotaron el 0-2 con un rebote ofensivo de la estadounidense Brooke Salas. Fran García apostó también por la italiana Policari, recién llegada al equipo. La jugadora mostró un buen nivel, abriendo huecos y entendiéndose con Lizarazu en campo contrario.

Los puntos tardaron en llegar, ya que ambos equipos tuvieron problemas en la anotación y se pusieron a tres minutos del final del primer cuarto con un escueto 9-7 que daba esperanzas a las visitantes. Sin embargo, Elonu amplió la ventaja con una canasta cerca del aro. Los últimos minutos no sentaron bien a las zamoranas, quienes no pudieron encestar y tampoco dieron con la tecla en su defensa al jugador, encontrándose con un Girona que se distanciaba hasta el definitivo 17-7 en una jugada donde María Arroyo aprovechó un error de entendimiento de Abbie Wolf para poner los diez puntos de ventaja.

Los segundos diez minutos fueron un lastre en anotación para el Zamarat. Si bien en el juego demostraron un gran nivel, realizando jugadas con velocidad y encontrando posiciones de tiro, la efectividad no estuvo de su lado y el equipo se quedó estancado. El Girona, por el contrario, no perdonó en ningún momento y fue ampliando su renta. Policari continuó demostrando que el cuerpo técnico y la directiva han acertado con su contratación, siendo una pieza importante a la hora de dirigir al equipo y defendiendo con contundencia.

La mala fortuna se plasmó en un lanzamiento de triple de Lizarazu y que terminó en un rebote ofensivo de Policari, pero la italiana se encontró con el balón fuera del campo tras un robo rival. Buenos acercamientos pero sin eficacia. Finalmente, Wolf puso el 42-18 con una canasta pivotando bajo el aro y Lizarazu el 42-20 con el que ambas plantillas se fueron al descanso. Un escueto parcial de 0-4 que daba alguna esperanza de poder recortar el resultado.

Brooke Salas aumentó el parcial con un triple nada más arrancar el tercer cuarto. El equipo salió enchufado, pero el Girona siguió castigando los errores como el de Okonkwo en un saque que terminó en una canasta en contra. Las locales volvieron a subir una marcha con dos triples consecutivos, mientras que el Quesos El Pastor siguió a buen nivel y fue aumentando sus guarismos con una Abbie Wolf que no perdonaba en la pintura. Así, el equipo dirigido por Fran García recortó y redujo una ventaja del Girona que llegó a ser de 28 puntos y cerró el cuarto con un 61-37.

Salas y Lizarazu volvieron a ser de las más efectivas en el arranque de los últimos minutos. La primera robó un balón y la segunda encestó para demostrar su buen partido. El Zamarat continuó a lo suyo, a sabiendas de que todo lo positivo que pudieran llevarse les servía para futuros compromisos a pesar de estar por debajo en el marcador. Las naranjas se fueron de Girona con un encuentro muy serio y un segundo tiempo donde encontraron mayor porcentaje de acierto en el lanzamiento. A pesar de todo, el partido se cerró con un 78-56 escueto para lo que pudo anotar Quesos El Pastor, quienes en el segundo tiempo encestaron los mismos puntos que su rival.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído