El Caja Rural Virgen de la Concha comienza una recta final con el objetivo de salvar la categoría

El club afronta una etapa con once finales

0 Comentarios

 DSC 0046
DSC 0046

Después de la enorme decepción que supuso la derrota ante Universidad de Valladolid, el calendario de competición no da tregua a la escuadra zamorana que deberá afrontar dos nuevos duelos como local en el plazo de 72 horas.

En el primero de ellos, el que se tiene que celebrar este sábado, recibirá al filial del San Pablo Burgos, equipo muy joven pero de gran calidad, que está firmando una excelente temporada.

El martes, también con el Manuel Camba como testigo, el conjunto zamorano recibirá al líder invicto, USAL La Antigua, para recuperar el choque atrasado en su día por los positivos en el equipo dirigido por Oscar Núñez.

La moral de los cajeros quedó muy tocada tras caer ante uno de sus rivales directos, en un duelo igualado en sus primeros cuartos que acabó por decantarse del lado universitario, que supo aprovechar mejor las lagunas de los pupilos de Vicente González en los momentos decisivos del partido. La dinámica negativa del equipo supone un duro lastre para una plantilla tan joven, que está acusando en exceso la presión de jugar con la necesidad de obtener buenos resultados que aúpen al equipo en la clasificación. Por eso, el aspecto anímico será, a partir de ahora, un factor determinante para lograr enderezar el rumbo.

A lo largo de la semana ha habido “terapia grupal” en busca de la confianza perdida, para tratar de reconducir la situación. La primera piedra de toque será el Nissan Grupo de Santiago, filial del Hereda San Pablo, que presenta en sus filas hombres de gran talento y proyección. Hasta cinco jugadores de la plantilla han debutado ya con el equipo de ACB, lo que hace ver el enorme potencial del roster azulón.

Alberto Alonso, Queeley, Fall y Bieshaar han sido convocados por Joan Peñarroya en diferentes ocasiones. El último en hacerlo, y de manera brillante, ha sido el base Ángel Infante que debutaba hace pocos días en competición europea contra el Brindisi italiano junto con su compañero Kareem Queely, participando del triunfo burgalés en tierras transalpinas.

Un equipo muy trabajado y con unos excelentes mimbres que viajará a Zamora tratando de conseguir la victoria que le permita seguir la estela del liderato. No se sabe a ciencia cierta que convocatoria presentará el conjunto visitante ya que su primer equipo tiene este sábado un importante compromiso internacional al disputar la final intercontinental contra el Asociación Atlética Quimsa. Aún así, la plantilla del Nissan es profunda y cualquiera de los que formen la expedición pondrá las cosas difíciles al cuadro local.

Por su parte, los zamoranos, salvo imprevisto de última hora, tendrán a todos sus efectivos disponibles para el encuentro y saltarán a la pista con la única misión de lograr un triunfo balsámico que alivie la delicada situación en la que está inmerso el equipo.

El Caja Rural de Zamora intentará por todos los medios, resarcirse de la derrota sufrida en su visita a Burgos y empezar a sumar victorias que le permitan escalar puestos en la tabla. Por el momento las cosas no están saliendo como se esperaban pero desde el seno del club se tiene la máxima confianza en el cuerpo técnico y la plantilla.

Queda toda una segunda vuelta y cada partido cuenta. El equipo se encuentra tan solo a dos triunfos del sexto puesto lo que demuestra la tremenda igualdad existente. Once finales con un objetivo claro: La salvación del equipo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído