La recta final de la temporada se ha convertido en una serie de constantes finales para el Virgen de la Concha en busca de la permanencia. Los aurinegros afrontaban este sábado un duelo importante al jugar en casa, recibiendo a un Nissan Grupo de Santiago que aterrizaba en tierras zamoranas como favorito al llegar entre los primeros clasificados.

Pero el equipo de casa sorprendió a los burgaleses y se llevó el duelo en un buen partido en el que fueron superiores en casi todas las fases. El primer cuarto mostró sobre la pista a un Caja Rural con intención de sorprender, endosando puntos a un rival que no se esperaba tal velocidad y que lo terminó pagando con un 23-18 al final de los diez minutos. 

El Nissan Grupo de Santiago respondió en los siguientes compases, llevándose el duelo del segundo cuarto y apretando el marcador hasta el 41-40 con el que se llegó al descanso. Sin embargo, a partir de ahí, el Virgen de la Concha no dio opciones.

La vuelta a la cancha estuvo marcada por el ataque local, que volvió a despegarse con 26 puntos frente a los 20 de unos visitantes que no daban con la tecla y se veían llegando al último asalto por detrás en el resultado. Un último asalto donde también encestaron más los aurinegros y se llevaron una victoria que sube la moral de un equipo necesitado. Un 81-73 que permite a los zamoranos arrancar esta recta final de la mejor manera posible.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído