Habían pasado menos de veinte minutos del derbi ante el Zamora Club de Fútbol cuando el capitán del GCE Villaralbo tenía que abandonar el terreno de juego. En una jugada con Rubén Moreno, el central del conjunto eléctrico estiraba en exceso la pierna y notaba un pinchazo. “En cuanto estiré la pierna noté un latigazo y sabía que me había lesionado. Intenté seguir, pero tenía la pierna dormida y era imposible continuar”, explicaba este lunes a zamora24horas el zaguero eléctrico.

Tras eso, y después de que el domingo reposase la musculatura, era este lunes cuando Vilarchao se realizaba una ecografía para conocer el alcance de la lesión. La prueba arrojó como resultado una rotura muscular que le tendrá apartado de los terrenos de juego entre dos y tres semanas. “Las lesiones musculares son complicadas, así que trataremos de recuperar bien la zona. Me han dicho que en tres semanas podría estar ya cicatrizada, así que trabajaré para que así sea”, confirmaba el capitán del GCE Villaralbo.

Hay que recordar que Vilarchao apenas ha podido jugar en esta segunda vuelta del campeonato. De hecho, tan solo acumula un partido y medio disputado. El motivo, primero una fascitis en el talón que le mantuvo sin poder participar en el equipo durante casi un mes, y después esta rotura muscular tras jugar ante Numancia B y apenas veinte minutos frente al Zamora. “No estoy teniendo suerte en este 2016, pero pondré todo de mi parte para que esto cambie”, finalizaba un Vilarchao que tildaba de “vital” el triunfo en el derbi ante el Zamora Club de Fútbol.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído