Hace dos meses el CB Zamora parecía prácticamente desahuciado. Los tropiezos inesperados alejaban a los pupilos de Saulo Hernández de su objetivo. No solo porque el primer puesto se esfumaba, sino porque la segunda posición parecía insuficiente por el coeficiente de derrotas. Pero ocho jornadas después, los blanquiazules han logrado una racha espectacular de ocho victorias consecutivas que les ha colocado segundos, con los mismos puntos que el líder. 

Agustinos ha pinchado en las últimas jornadas y solo el basketaveraje mantiene a los leoneses por delante del CB Zamora. Es por ello que los blanquiazules no renuncian a ser campeones. Para ello tendrían que hacer una victoria más que Agustinos en las dos jornadas que restan. Además, los resultados que se han dado en este fin de semana han dejado casi sin opciones a Virgen de la Concha y Mieres, ya que con seis derrotas, el coeficiente con el Grupo A-A varía ligeramente, de forma que el segundo del ese grupo debería irse a ocho derrotas, en vez de a siete.

Todas estas cuentas se producen gracias a la octava victoria consecutiva del CB Zamora en liga. Una victoria que llegaba de manera incontestable ante el Estudiantes de Lugo. El partido de los blanquiazules fue casi perfecto. De hecho, el CB Zamoa llegó a tener una renta de treinta puntos en la segunda parte. Solo en los últimos minutos, y con la relajación propia del CB Zamora a sabiendas que el duelo estaba hecho, Lugo recortó la diferencia hasta los 11 puntos definitivos (76-87). 

James Hunter fue el mejor jugador del partido, gracias a sus 19 puntos y 8 rebotes que le llevaron hasta los 26 créditos de valoración. Ahora, dos semanas para asegurar la fase de ascenso e incluso para pelear por el campeonato. Eso sí, para ello, dos rivales de altísimo potencial por delante: Virgen de la Concha (4º) y Mieres (3º).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído