Honor y gloria para un Zamora que cae en Badajoz

Un gol de Concha y un penalti, transformado por Aquino al filo del descanso, fueron una losa muy grande para el cuadro rojiblanco

Honor y gloria para un Zamora que cae en Badajoz
Honor y gloria para un Zamora que cae en Badajoz

Todo el honor y toda la gloria para este Zamora. Un Zamora que ha recuperado la ilusión de la masa social y que desea seguir creciendo. Porque lo de este domingo no es el final del sueño, sino la continuación de una idea iniciada hace tres años y que está permitiendo al primer equipo rojiblanco llevar un crecimiento sostenido.

Esta campaña era la de la consolidación en la Segunda División B pero el buen hacer, la lucha, el coraje, la fe, el trabajo en equipo y el buen fútbol han llevado al Zamora a estar a punto de dar pasos no de dos en dos, como se han dado este año, sino casi de tres en tres.

Ganar al Badajoz era una machada enorme. Era el mejor equipo de la fase de ascenso, con una plantilla confeccionada para ascender y con el apoyo de una masa social potente que también cree en su equipo. Pese a ser muy superior y tener un plantillón, hay que dar mucho mérito al conjunto pacense, porque en fútbol no siempre la mejor plantilla consigue los hitos marcados y el Badajoz sí va camino de conseguirlo.

El duelo fue un querer y no poder del Zamora. Los rojiblancos arrancaron bien el duelo y tuvieron tres ocasiones. Un tiro de Dani desviado a córner, un remate de Crespo en un córner que frenó el arquero local y un disparo de Coscia que también repelió a córner el meta. La salida del Zamora fue esperanzadora, pero al paso del ecuador de la primera parte, el Badajoz se adelantaba con una diana de Concha, con un disparo potente a la escuadra. Era el primer disparo entre palos del Badajoz y el primer gol.

La herida se abrió más hasta el descanso, con el Badajoz lanzado y anotando Aquino el segundo de penalti, sobre el añadido. Tras el asueto, la segunda parte igualó las cosas. El Zamora no se dio por vencido pero las sensaciones eran que el Badajoz estaba controlando el choque, mostrándose muy superior a los rojiblancos y haciendo buenos los pronósticos. Pese a todo, la escuadra de Movilla se vació, tuvo dos remates de Carlos Ramos y Escudero que detuvo el meta local y no se dio por vencido hasta el pitido final del colegiado.

Entonces llegó de nuevo esa perfecta comunión entre afición y equipo en agradecimiento a una temporada que quedará para la historia del club. Es el sexto ascenso fallido a Segunda División A. Quizás era el año con el que menos opciones partía el Zamora por potencial, pero el que más por confianza y creencia. Pero no pudo ser. El Zamora se queda a un paso del sueño.

Ahora solo falta por corroborarse que es el inicio del sueño y no el fin. El año que viene, debut en la nueva categoría, la Primera Federación, con una idea clara. Seguir creciendo tras recuperar a la masa social del Zamora y asentarse en la PRO. Pero antes, un verano para reflexionar sobre lo mucho que ha hecho esta hornada de futbolistas por el Zamora como institución. Han recuperado la ilusión de una ciudad que estaba dormida y eso hay que ensalzarlo.

Honor y gloria para este Zamora.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído