Derrota sin paliativos para un Quesos del Pastor que solo aguantó un primer cuarto

Las naranjas no supieron reponerse de un segundo cuarto demoledor donde el Campus Promete jugó a lo que quiso. Unos diez minutos marcados por la efectividad visitante frente a la falta de acierto local y que permitió a las riojanas cerrar el partido finalmente con un contundente 55-94.

 DSC 0094
DSC 0094

No podían permitirse más tropiezos. Esa era la idea del CD Zamarat para empezar la segunda vuelta del campeonato. El equipo había mostrado una importante mejoría en las últimas jornadas, por lo que se veía factible una victoria naranja en la tarde de este sábado frente al Campus Promete.

Las riojanas, con un balance de 6-9, eran el objetivo de unas zamoranas que buscaban salir de la posición de colista a su costa. Los primeros minutos, de tanteo, mostraron un buen nivel del Zamarat. Las de casa supieron agauntar en defensa con una Okonkwo y una Gidden a buen nivel en defensa, y con Okonkwo siendo además la mejor jugadora en ataque de su equipo. Pero a partir del ecuador del primer cuarto el Campus Promete fue teniendo un mayor acierto en el tiro y supo distanciarse en el marcador del Ángel Nieto hasta el 10-17 que cerraba los primeros diez minutos. 

La caída se produjo a partir de ese momento y durante los siguientes diez. Las naranjas se vieron lastradas por un mal acierto en el lanzamiento, viendo errados varios de sus tiros incluso a media distancia -como fue el caso de una Gidden que falló dos seguidos y con todo a favor-. 

Mientras, en el bando rival todo salía a pedir de boca. Con buen nivel desde la línea de tres, las visitantes fueron aumentando su renta con un parcial de 0-11 ante un inoperante Quesos El Pastor que se marchó al descanso con un doloroso 25-47 en contra y con la esperanza de Okonkwo, con once puntos en su haber.

Pero el tercer cuarto siguió el mismo guion. Aunque con menos puntos zamoranos. Con las esperanzas cayendo, el CD Zamarat lo intentó de todas las maneras pero se topó con una buena defensa riojana. Las visitantes no concedieron errores y golpearon con contundencia cuando tenían opciones de correr. Lizarazu y Policari lograron una buena combinación para anotar el 30-64, arrancando aplausos de una afición que ya se veía con la derrota frente a ellos. 

Fran García trató de encontrar alguna solución para dar un pequeño impulso a sus jugadoras, apostando por la entrada de Ana Carlota al parqué, pero sin demasiada incidencia. Así se cerró un tercer cuarto donde el equipo se encontró con un 35-74 marcado por la gran eficacia triplista de sus rivales.

En el último asalto el Quesos El Pastor salió con la intención de maquillar el marcador y mejorar algunos mecanismos. Pero poco cambió en el computo global. Las zamoranas empataron el parcial con un 20-20 que certificó una leve mejora, pero que únicamente sirvió para que el luminoso del Ángel Nieto se apagase con un 55-94 en contra. A pesar de todo, la afición despidió a sus jugadoras con un sonoro aplauso, reconociendo su intento final para mejorar su juego y dar una alegría a sus seguidores.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído