Caretas, disfraces y hasta una murga. Los aficionados del MMT Seguros no renunciaron a ver la victoria de su equipo, pero tampoco quisieron dejar pasar la oportunidad de disfrazarse para celebrar como se merece la presencia del Carnaval.

Esta situación, unida al desarrollo del partido, convirtió el pabellón en el epicentro de una fiesta que fue completa con la actuación final del juvenil Raúl, que fue aclamado por sus compañeros de la cantera y que se llevó la mejor ovación de la tarde.

También desde la grada tuvieron que seguir el partido Rodri y Camino, que no perdieron detalle de un triunfo que refrenda la idea del bloque pistacho como elemento clave de su éxito.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído